Seleccionar página
La carta astral de 2022, Año maestro y trino

La carta astral de 2022, Año maestro y trino

La carta astral de 2022, Año maestro y trino, según Sol Ahimsa

 

Año de trascendencia, maestro (22) y trino (222). Toda vibración trina está en frecuencia muy alta y emocional. Invita a superar miedos y dificultades para abrirnos plenamente en la frecuencia del corazón. Necesitamos comunicarnos con todo lo que somos y nos rodea. Tomar consciencia de que formamos parte de una familia universal. Y hay que vivirlo desde el desapego, la incondicionalidad.

Suma 6, también número de superación. Nuevamente remite a salir de nuestro reducto, zona de confort para tener una visión mucho más amplia. Tomar consciencia de la Familia Universal de la que formamos parte. Insta a abandonar la dualidad y lo cotidiano.

Conjunción Júpiter-Neptuno

El aspecto más importante de la carta astral de 2022 es la Conjunción Júpiter-Neptuno en el signo regente de ambos, Piscis, su domicilio, su casa. Empieza en Marzo. El momento más álgido será el día 11 de abril. Se prolongará hasta el 10 de  mayo. Y vuelve en noviembre. Piscis es el signo más emocional de todo el zodiaco. Esta es la conjunción opuesta a la que se ha dado en los dos últimos años (Saturno-Plutón). Aporta gran conexión con lo invisible, lo trascendente y lo mágico. Déjate llevar por el corazón. Aparca tu mente. Abandona el control,  el raciocinio, las creencias y patrones mentales que coartan, que lastran. La mente no da la solución a todo. El querer controlar todo es imposible. Confía en tu intuición y en la vida. Madura. Entra en una línea más espiritual, guiada por nuestra consciencia.

 

La conexión con lo invisible, lo trascendente y mágico

Neptuno en Piscis posibilita encontrar el sentido a la vida más allá de lo meramente material, a través de nuevos patrones, nuevas opciones, nuevas formas de vida. Aboca a entrar en la niebla con la firme confianza de reencontrar el Sol. Invita a andar por el camino no andado, el no conocido, el que se adentra en la conexión con lo Divino, Superior y Universal. Abre la puerta a la esperanza, a la ilusión, al optimismo. Hay luz al final del túnel. Hay vida. Supera ya la falsa crisis que han creado para hundirte, para estancarte en el miedo, el dolor y la desesperanza.

Conecta contigo. Mira hacia otra dirección. No sigas el dedo que marcan los medios, los políticos, los médicos y científicos financiados por la mafia. Encuentra por ti misma el camino que tú quieres. No necesitas nada del otro. Tú ya lo tienes. Tú ya lo sabes. Cree en ti misma. Puedes compartir con los otros, si quieres. Pero, no los necesitas.

Otros caminos para volver a casa son las artes: la música, la poesía, la danza, la mística. Todo lo que tiene que ver con el alma y el corazón te lleva de regreso al Ser. Habrá un renacimiento de la cultura popular, valores, tradiciones perdidas u ocultadas por la sociedad de consumo y materialista.

Energía sanadora

La energía de Júpiter-Neptuno en Piscis es puramente sanadora. Las aguas de la gran Madre arrastrarán toda la situación sanitaria, política, económica y social  generada con la anterior conjunción Saturno-Plutón (2020). La sanación será de cuerpo y alma, material y espiritual. Pero, necesitará todo el año. No se verán resultados tangibles hasta 2023.

Piscis aboca a volver a soñar y a trabajar con los sueños. Habrá un futuro mejor. Sólo tienes que crearlo. Es tiempo de que cada uno dirija su vida de una vez. Emprender y no depender. Nadie nos va a salvar. Sólo tú puedes salvarte a ti misma. Madura. Ya no eres una niña. Ni una adolescente. Esta es una energía abierta, compasiva, reflexiva, flexible.

Sextil Plutón-Neptuno en abril

El 12 de abril, a la conjunción anterior, se le une el sextil  (aspecto dialogante, positivo y armónico) Plutón-Neptuno, que dará un impulso a la propuesta de la conjunción en Piscis. Plutón es el poder, la muerte de lo viejo. Para renacer tienes que matar lo antiguo. Traerá grandes cambios. Momentos convulsos. Pero, después, se va a ver una luz más brillante. Se va a dar un gran paso. La energía femenina dominará. No el hembrismo. Se va a producir un reconocimiento de la autoridad  y potencia de la energía femenina, tanto en mujeres como en hombres, en lugar del individualismo y la dominación. Vuelta a los orígenes, a los ancestros. Emergerán las maestras ocultas durante milenios. La energía de la Madre resurgirá de entre las aguas. Este espíritu maternal femenino generará mayor unidad entre los pueblos, países, continentes. La familia universal se fortalecerá. 

 La otra cara de la moneda de esta conjunción, si no se enfoca de manera positiva, puede llevar al caos, a fantasías irrealizables, alucinaciones, gobernantes muy peligrosos, líderes manipuladores.

 

Cuadratura Saturno-Urano: Tensión 

Otro aspecto a tener en cuenta el próximo año es la Cuadratura  (90º)  Saturno-Urano en Tauro. Indica que habrá tensión entre lo viejo y lo nuevo. Esta tensión tuvo su pico más  alto el 24 diciembre de 2021. Se mantendrá en enero y febrero. Y volverá en julio. En septiembre-noviembre, volverá a ser muy potente, impulsada por el eje nodal Tauro-Escorpio.

Urano es lo nuevo y viene a romper con lo establecido (Saturno). Nos quiere guiar, como Neptuno-Júpiter, hacia una nueva forma de vida. Frente al caos propone orden. Y para ello, lo primero es cerrar y cortar  los excesos, de ahí las restricciones, la falta de suministros, de movilidad, la escasez de recursos, las subidas de precios. Hay que aprender a ahorrar de nuevo, a valorar lo que se consigue, porque conlleva un esfuerzo. Hay que cambiar las formas de educación de los hijos. Enseñarles que las cosas no las regalan. Que no se puede vivir por encima de las propias  posibilidades.

Esta energía se va acentuar con la conjunción de Venus-Plutón en Capricornio. Nos va a hacer poner los pies sobre la tierra debido a una gran crisis económica. Quien quiera seguir alineado con Saturno en el antiguo paradigma va a recibir abundancia de escasez. Va a sufrir situaciones fuertes, necesarias para su aprendizaje.

Año maestro 

2022 trae la maestría, la enseñanza necesaria para madurar. Además, los cuatro eclipses, que representan crisis, potenciarán este necesario aprendizaje.  Hay que tomarse en serio llegar a ser autosuficientes. No depender del exterior. Aprender a producir lo que necesitas. Poniendo límites al consumismo y los excesos se puede conseguir. Es imprescindible proceder al cambio a la mentalidad de ahorro y cuidado. Se acaba el derroche. Sólo gastar dependiendo de lo que se tiene. No caer en la trampa publicitaria.

Se despertarán las conciencias dormidas. La protesta retomará la calle, sin violencia, sin extremismo, ejerciendo la libertad individual. La denuncia recobrará su esencia: reclamar justicia, verdad, igualdad. Fe, libertad de pensamiento y voluntad de acción en armonía, amor y equilibrio será el camino a seguir. 

Feliz 2022.

 

 

error: El contenido está protegido.