Seleccionar página

El poder en la Tierra 

 

Nuestros dirigentes no mandan. Obedecen. Desde el principio de los tiempos. En Egipto, el poder no era de los faraones. Eran los sacerdotes los que mandaban. Ellos, a su vez, recibían instrucciones de entidades superiores, los ángeles caídos que osaron enfrentar al Dios Supremo y Todopoderoso y que han manipulado a la Humanidad desde tiempo inmemorial.

Los representantes en la Tierra de esos ángeles caídos disponen de conocimientos ocultos. Utilizan magia negra, conjuros, misas, rituales. Rinden culto a dioses antiguos. Pero, son humanos. No son marcianos verdes, ni son egrégores.

Hay que conocer el pasado para vislumbrar el futuro. Ya está bien de engañar a la gente.

Los herederos de aquellos sacerdotes egipcios están hoy en Suiza, en palacios. ¿Por qué el Papa tiene una guardia suiza? Y en Viena, en sus castillos.

 

El guerrero sabe en qué batalla enfrentarse y a qué rendirse. El soldado sigue las órdenes.

En la Escuela Militar se aprende que el mundo tal y como lo conocemos, o nos lo muestran, no existe.  Existen élites ocultas que mueven las fichas. Esos amos han decidido todo el sufrimiento de los seres humanos a lo largo de los siglos, de milenios. Incluido el evento que atravesamos. Nuestros dirigentes no nos prestan ayuda, no responden a nuestras demandas, porque tienen instrucciones. Los gobernantes son títeres. Saben que si no acatan las órdenes serán retirados de sus poltronas. Los gobiernos no reaccionan porque no tienen poder para ello. 

 

¿De donde vienen los poderes ocultos?

Existe una estructura debajo de nuestra sociedad que maneja los hilos. Son los mismos que gobernaron Egipto, familias generacionales, sectas, órdenes y sociedades secretas, clubes privados, corporaciones.

Al menos, así ha sido hasta 2020.

 

Hijos del Sol. 25 marzo 2020. El verdadero poder está en Suiza, en palacios. Y en Viena, en sus castillos.

https://www.youtube.com/watch?v=YeCEYPuqpCY

 

error: El contenido está protegido.