Seleccionar página

¿Alguna vez te has preguntado por qué el mundo siempre está en guerra? ¿Por qué cada vez que conseguimos recuperarnos de una crisis económica caemos en otra más profunda? ¿Por qué el hambre, la enfermedad, el conflicto, la discordia, la dualidad siempre acechan en alguna parte?

¿Sabes? No tiene por qué ser así. NO es irremediable. Realmente, otra realidad es posible. Es posible el Cielo en la Tierra. Pero, …… para construir el Cielo en la Tierra, antes, tienes que descubrir quién eres, de dónde vienes y qué has venido a hacer aquí.

En suma, antes tienes que descubrir el poder que existe en ti.

«Conócete a ti mismo»

(Aforismo griego)

Desde esta página vamos a intentar descubrirte por qué la Humanidad se ha desviado de su objetivo hasta llegar a esta encrucijada del final de los tiempos.

No es así. Si tú quieres, si todos queremos, puede ser el principio de la Edad Dorada de la Humanidad. Aquí y ahora podemos empezar a reconstruir el Paraíso perdido. Pero, antes, hay que derrotar a los enemigos que ejercen como amos del sistema infernal impuesto hace miles de años. Existen culpables del sufrimiento que pesa sobre la Humanidad, pero se ocultan tras múltiples velos frente a ti para confundirte. Inventan millones de artimañas para hacerte creer que tú eres responsable de todas las desgracias que se ciernen sobre el Planeta, cada cierto tiempo, como plagas bíblicas.

No es así. El Ser humano no es responsable, sino víctima. El ser humano sólo ha cometido un error, el mismo error a lo largo de siglos, de milenios: delegar su poder en su enemigo. El error de dejar hacer. El error de ceder su libre albedrío. 

¿No es evidentísimo en la actualidad ante esta gran trama pandémica del virus del miedo?  

La timocracia

A estas alturas de la película, ya habrás descubierto que ningún gobernante defiende la soberanía del pueblo, ni su derecho, ni su interés. Si aún crees que el pueblo elige y controla a sus gobernantes es hora de despertar. Si aún estás convencido de que nuestros líderes deciden algo, te va a arrastrar la tormenta.  

A partir de aquí, voy a pedir un ejercicio de imaginación. O, más bien, de apertura de mente. Abandonen cualquier premisa. Mente en blanco, lean,  reflexionen y, a continuación, busquen, comprueben por ustedes mismos. La Verdad está delante, a la vista, palpable, constatable. No se distraiga. Vaya al grano.   

Identificar al enemigo

Nuestro auténtico enemigo, el que elige y controla a nuestros gobernantes,  dispersa continuamente nuestra atención para que nunca le enfoquemos. Para que nunca seamos conscientes, ni siquiera presintamos que está ahí. Sin embargo, siempre ha estado presente, al acecho, interfiriendo, desde el principio hasta el final de esta pesadilla.

Porque, no sólo domina y crea el sistema, también fue el creador del ser humano actual y de la sociedad que diseñó a su antojo,  para jugar contigo y cosechar la energía que emana del sufrimiento perpetuo al que nos somete. Aunque resulte incomprensible, hay infinidad de pruebas que lo confirman. Si te interesa, sólo tienes que investigar en el Internet libre.

Hace muchos miles de años (los investigadores no se ponen de acuerdo en la fecha), se produjo una modificación genética de la especie humana que perdura hasta nuestros días y que la Ciencia oficial, vocera de los auténticos amos, ha ocultado. No obstante, existen yacimientos arqueológicos y muestras genéticas, entre otros indicios y testimonios,  que lo corroboran. Sólo tienes que investigar en el Internet libre, si te interesa conocer.

La trama

Hubo una Humanidad anterior al legendario gran diluvio –referenciado en todas las culturas del planeta- de extraordinaria longevidad, fortaleza y sabiduría.   Aquella Humanidad primigenia constituía un solo pueblo, con una sola cultura y una sola lengua. El mito de La Torre de Babel así lo describe.

Pero, algo ocurrió y el ser humano quedó genéticamente disminuido, tanto física como espiritualmente.  La causa de su merma deriva de la  desconexión con su Origen, todopoderoso e infinito. Al hombre se le apartó de su Esencia. Por eso vaga por la Tierra desde hace miles de años perdido, sólo y sin saber realmente quién es. 

Desde la infancia, primero la familia, después la escuela y, finalmente los gobiernos, las empresas, las religiones y los medios de manipulación masiva, educan, forman y adoctrinan para impedir la evolución espiritual que haría posible la conexión interrumpida con la Fuente original de la que manamos, el reencuentro con la máxima expresión del Ser.

Y no queda ahí la cosa. Los “genetistas” creadores de esta Humanidad mermada en sus capacidades crearon un entramado de control al que llamaron civilización. El oficialismo lo llama historia y prehistoria.

También controlan todos los recursos del Planeta y crean las reglas de juego de la sociedad visible y de la sociedad oculta. Porque, tal y como usted habrá intuido o leído alguna vez, lo esencial es invisible a los ojos. Efectivamente, se lo confirmo ya: hay tramoya tras el escenario. Y está dirigida, a su vez, por un intrincado laberinto de corporaciones.

Las tres reglas del juego son:

  • La programación mental mediante trauma – (¿ha escuchado alguna vez hablar de experimentos mk ultra o del proyecto Monarca?)-.
  • La férrea jerarquización de sus miembros.
  • La compartimentación del conocimiento. Cada individuo sólo conoce aquello que debe conocer en base al nivel alcanzado dentro de la pirámide jerárquica.

Los cuatro pilares de control social

Los cuatro pilares clásicos de control social del mundo visible son la economía, la educación, la religión, la política. Y añado un quinto pilar que ha devenido esencial en el último siglo: los medios masivos de manipulación,  auténtico modulador de tendencias y conciencias.  Juntos los cinco, o por separado, constituyen un engendro ficticio para enredarte y confundirte.  Son una estafa. No son reales. Nunca han existido. Son un invento para tenernos distraídos.

El Gobierno en la Sombra

El mundo visible es una creación artificial diseñada y dirigida por la sociedad oculta a través de hilos invisibles que tiene en el “Deep State”, o Gobierno en la Sombra, a su fiel vasallo.

Estos controladores del mundo visible son los testaferros del sistema oculto y, por delegación,  gestionan la Tierra bajo la falsa idea de división entre continentes, naciones, empresas, organizaciones, razas, ideologías, religiones, bandos.

La división, la dicotomía,  es uno de sus modus operandi. Divide y vencerás.   También la creación del orden, su orden, desde el caos, nuestro caos. O la táctica de problema, reacción, solución. Son los pirómanos bomberos.

En este punto es importante entender que los controladores del mundo visible crean y dirigen, además del sistema, sobre todo  el antisistema. Para que este entramado funcione tan bien durante miles de años, el control tiene que ser total. O casi. Y para eso hay que tener bien agarrada a la disidencia. Qué mejor manera de domesticar a la supuesta oposición, sea del color que sea, que gestándola en el corazón del propio sistema.

Sin embargo, la élite no necesita controlar a todo el mundo. Le basta con dominar a las figuras o puestos clave de uno y otro bando en los cinco pilares básicos. El rebaño humano seguirá a sus líderes sin rechistar. Muy pocas ovejas se atreverán a descarriarse pensando por sí mismas hasta erigirse en su propio líder.

Utilizando todas estas estrategias, niveles de realidad y máscaras, entre otros recursos tendentes al engaño y al control absoluto, la sociedad oculta hace creer a la Humanidad que su regresión es progreso, que su involución es evolución. Cualquier parecido con la realidad es pura ficción. Existen pruebas demoledoras. Busca y encontrarás.

Todo lo que suponga una reacción a una estimulación premeditada, provocada y controlada por el Gobierno oculto jamás será una lucha real contra el sistema. Es, justamente, lo contrario. Cualquier escaramuza, cualquier revolución, ha sido la válvula de escape temporal que permite el mantenimiento del sistema ad eternum, con independencia de la marioneta de turno que  utilicen los amos para hacer creer al pueblo que sus intereses están a salvo.

El poder está en tí

Una insurrección real contra los amos de la plantación sólo puede venir de una actitud popular mayoritaria de no cooperación. Sólo desconectándote del sistema desde sus cinco pilares básicos de control podrás vencerlo.

La generación de una masa crítica, consciente, compasiva y suficiente,  permitirá ver a la Humanidad más allá de las sombras y las mentiras. Y, lo más importante, sólo entonces podrá ser libre y feliz. Sólo entonces podrá vivir sin sufrimiento. Sólo entonces podrá disfrutar del hermoso experimento de la existencia en la Tierra.  Y descubrir la Verdad del Universo. Pero, insisto, esa capacidad sólo está en ti. Busca y encontrarás.

error: El contenido está protegido.