Seleccionar página

El niño que vino de INUA para traer un mensaje a la Humanidad 

 

David, el niño que vino del planeta INUA para traer un mensaje a la Humanidad, ha contado en un libro qué ocurrirá en la Tierra y con los seres vivos que vivimos en ella. Pronto veremos cambios integrales en el planeta. La Tierra dará un salto vibracional para entrar en la quinta dimensión. La Tierra y los seres humanos experimentarán este proceso manteniendo su estructura y forma física. Esto nunca había ocurrido antes. Seremos los primeros en experimentarlo. Nuestro cuerpo se volverá un poco más liviano, pero sin otras transformaciones importantes en la apariencia. También recibiremos nuevas dobles hélices de ADN.

David sugiere cómo podemos hacer frente a estos cambios y cuenta que tanto él como otras almas procedentes de distintos planetas del multiuniverso están aquí para elevar la vibración de la Tierra con su presencia y ayudar a los humanos y al planeta en este momento y una vez producido el salto dimensional.

 

 

 

«La matrix universal trabaja para ajustar adecuadamente la Tierra y después todo se estabilizará. Comenzará una nueva era. Una era de paz, bondad y bienestar. Después del salto vibracional, sólo habrá armonía, amor y paz. El tiempo de las guerras, los conflictos y el mal habrá pasado».

 

 

Los seres humanos son buenos y, todos los creados a partir del ADN de los inuakis son especiales. Están aquí para ayudar. Y estarán presentes en la nueva era. Para colaborar en este proceso es preciso lograr la conexión entre cuerpo, mente y ser superior. Y esto se logra a través del primer ojo, que no es el tercero como lo llaman en la Tierra. Es el ojo que te conecta con el Yo Superior, que es la Verdad. Si quieres llegar a la Verdad, el Creador te la dará pieza por pieza.

 

La matriz universal o fuente original

La matriz universal, la fuente original, es un tipo de energía independiente de la que están hechos todos los seres  vivos y a la cual todos pertenecen. Esta energía principal del multiuniverso almacena todos los pensamientos, deseos, ideas, impresiones emociones, sentimientos y energías de todo lo creado y será creado en todos los universos. Existen diez universos diferentes. Cualquier deseo, palabra o idea tiene una vibración. Cuando piensas, haces, dices algo ese impulso se convierte en energía, y accede a un segmento específico de la matriz universal que permitirá que suceda según la fuerza y energía que proyectes.

Es como plantar una semilla y esperar que florezca para cosechar la recompensa.

Ahora los seres humanos tienen el mayor poder creativo que jamás hayan tenido. Pero, antes, el ser humano debe restaurar la conexión consciente entre su mente y el Yo Superior. El Yo Superior es la verdad, el verdadero conocimiento que permanece escondido dentro de nosotros, es  el acceso directo a la matriz universal. Este acceso está oculto u oscurecido por interferencias en todo tu cuerpo, sobre todo en la glándula pineal.

 

Descalcifica tu glándula pineal

 

 

 

 

«La matrix universal trabaja para ajustar adecuadamente la Tierra y después todo se estabilizará. Comenzará una nueva era. Una era de paz, bondad y bienestar. Después del salto vibracional, sólo habrá armonía, amor y paz. El tiempo de las guerras, los conflictos y el mal habrá pasado».

 

La huella vibracional de cada ser y planeta

Cada planeta tiene su propia vibración y todos los seres vivos que viven en él conforman esa vibración. Igualmente, cada alma tiene su propia frecuencia personal, su propia huella vibracional.

Según explica David en su libro, si tú haces, sientes, deseas, piensas algo bueno o malo, la energía que generas entra en la matriz y deja una impresión, una huella que queda almacenada. Cuando se considere necesario, esa energía se enviará de regreso a quien la generó. Como la matriz es armonía, amor y perfección, toda energía que reciba contraria a esa esencia primordial se reenvía de regreso a su creador.  El creador de malas acciones es quien recibe esa mala energía que él mismo genera. Y viceversa. Sólo el creador del mal puede deshacer esa energía transmutándola en positiva.

Cuando un ser humano muere, su alma se separa del cuerpo y regresa a la Matrix universal.  Cuando un alma evoluciona por encima de la frecuencia del planeta ya no podrá volver a encarnarse en la Tierra. Porque ya ha aprendido todas las lecciones que puede aprender aquí y su frecuencia se ha vuelto más alta.  

Estas almas evolucionadas permanecen en la matriz universal como coordinadoras de la Tierra y nos ayudarán en nuestras búsquedas personales.

En el universo no existen cosas buenas o malas, sino frecuencias altas o bajas, vibraciones positivas o negativas.  

 

«La matrix universal trabaja para ajustar adecuadamente la Tierra y después todo se estabilizará. Comenzará una nueva era. Una era de paz, bondad y bienestar. Después del salto vibracional, sólo habrá armonía, amor y paz. El tiempo de las guerras, los conflictos y el mal habrá pasado».

 

Más info:

 

Gracias David. Gracias Jakonor.

error: El contenido está protegido.