Seleccionar página

La batalla del mal contra el Bien. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

(Extracto de la entrevista a Robert Martínez en el Canal Ana Akun)

Si algo ha desvelado 2020 es la existencia de una organización que permitió que el mundo cambiara y llevara al sistema dictatorial en el que estamos ya completamente inmersos. Este es un plan gestado a lo largo de muchos siglos y con muchas aristas.

Los actores implicados

Los actores del lado del mal que han ido creando este entramado (Matrix, ilusión) y que ha culminado con estas acciones agresivas y totalitarias del último año, no son de origen plenamente humano. Esta organización, tan inteligente y tan a largo plazo, se ha gestado, necesariamente, desde reinos energéticos. Hay una estructura por encima de lo humano que ha diseñado y preparado muy bien el terreno.

El plan está fraguado muy a largo plazo. Lo que es incompatible con los dirigentes y actores humanos ejecutores. La gente que conocemos a nivel humano (gobiernos, élites empresariales, banqueras, corporaciones…) trabaja a muy corto plazo y por ambiciones personales contrarias a una organización que funcione de manera orgánica de forma tan eficaz.

Esta conclusión confirma que los políticos y demás dirigentes son marionetas y las políticas que ejecutan  siempre responden a las mismas agendas, independientemente de las supuestas ideologías, independiente de los gobiernos, y  en detrimento de la libertad, la prosperidad económica y la propia humanidad. Las crisis azotan a todos los países por igual. Los supuestos gobiernos libertarios y los movimientos revolucionarios nunca cambian los problemas troncales, las injusticias, el código penal, el código legislativo-administrativo sancionador y punitivo. No hay partido que trabaje para el pueblo o el ser humano. Ni uno solo propone cambios estructurales para beneficio del ser humano. Ninguno ha propuesto una auténtica revolución educativa.

Es más, Trump sigue vivo porque, en realidad, no se ha opuesto realmente al sistema, a pesar de sus amenazas. Sin embargo, el presidente de Tanzania, que abiertamente dijo que las pcr y la pandemia son un fraude, está muerto. Como JF Kennedy. A los activistas antivacunas los matan física o socialmente. Y a todos los que están contra el sistema. Este riesgo, para los que ostentan cargos públicos, se multiplica. Trump viró definitivamente tras la muerte de su hermano.

Entonces, ¿Quién manda sobre estas organizaciones y políticos? Estructuras supranacionales aparentemente oficiales: Bilderberg, Trilateral, ONU, Unesco, Davos, OTAn….. cuya capacidad de influir en los políticos y gobiernos nacionales es inmensa. Se supone desde la teoría sociopolítica doctrinal que los países y sus gobiernos son soberanos. Pero, la realidad es lo contrario. En la práctica, los políticos son títeres, los tratados internacionales se aplican a discreción y, al final, estamos en manos de gente que ni siquiera da la cara. Detrás de estas organizaciones supuestamente oficiales hay otras, secretas, o discretas, como se autodenominan, que son las que realmente mandan. Dos de las principales son:

  • Los “Sabios de Sión” (la mafia sionista. Elite judía). Los protocolos ya explican cómo funcionan.
  • La Orden militar jesuita (servicio secreto criminal vinculado al Vaticano). Sus protocolos, organización y funcionamiento están en La monita secreta.

Entrambas manejan el mundo a través de subórdenes secretas, como los rosacruces, masones y demás, por las que pasan obligadamente todos los políticos antes de escalar social, política, económica, culturalmente, etc.  

En la masonería hay 33 grados públicos para los de abajo. Sin embargo, el número de grados total es de 360, la circunferencia completa. Por eso, su símbolo es la escuadra y el compás. Son los que están por encima del 33 los que dan el visto bueno a los de abajo, quienes ascienden superando pruebas, haciendo méritos dentro de la organización. Por ejemplo, demostrar un grado de psicopatía o de inteligencia social muy alto, sometimiento psicológico, docilidad.

Un ser humano de buen corazón  nunca podrá ascender en estas organizaciones. Freixedó fue expulsado y vilipendiado de la Orden jesuita por sus críticas. Entre otros.

Salvador Freixedó afirmó en su libro, «La granja humana«, que todas estas organizaciones secretas estaban dirigidas por entidades no humanas que tratan a la humanidad como un rebaño del que extraen su energía, entre otros recursos.

Entre estas entidades, según Freixedó, están los reptilianos (Anunakis-dracos), que ya  aparecen en las tablillas sumerias. También son los que David Icke identifica con los controladores del mundo actual. Ambos se suman a la teoría de que Enki y Enlil fueron padres del experimento genético del ser humano. Según la misma, el ser humano original era prístino, virginal, con la chispa divina intacta, lúcido y conectado a la verticalidad,  y vivía feliz en el Edén terrestre. A través de sucesivas manipulaciones se fue sumiendo al ser humano en esta oscuridad.

¿Cómo sucedió esto? Hay muchas versiones alternativas .

Una teoría muy interesante es la Nueva cronología de Anatoly Fomenko y sus colaboradores. El investigador ruso sugiere que toda la historia ha sido falseada. De hecho, siempre se ha dicho que la historia la escriben los ganadores. Y, así lo comprobamos todos los días, sobre todo durante el último año. La discrepancia entre versión oficial y lo que los humanos de a pie (racionales, críticos, cuestionadores, despiertos…) hemos vivido y conocemos es total.

Según la etimología de la palabra, la historia es un cuento.

Según Fomenko, hay más de mil años inventados en la historia oficial. Es decir, la cronología del antiguo Egipto empezaría en el año 1100 aproximadamente. Lo que conocemos como historia antigua es una invención de los jesuitas, que reescribieron todo el cuento histórico que conocemos para sus fines de control en torno al 1600-1700.

Podemos hacer una equivalencia entre el fraude de las pcr y de las pruebas de datación histórica del carbono 14. Ambos sirven para manipular los hechos, los datos y el relato que se ofrece desde la oficialidad. Nada que ver con la realidad.

Fomenko afirma que, además,  se han fabricado todo tipo de pruebas para justificar o documentar la historia falsa oficial y  que los monumentos históricos han sido reconstruidos o construidos hace apenas 400 años, incluidas las pirámides. Incluso se han inventado las biografías de las casas reales, de los zares rusos y otras élites siguiendo un algoritmo que permite reconocer que la mayoría son idénticas. Esto indica que una gran parte de la historia que conocemos es inventada. Si no toda.

Se nos ha vendido que la historia es lineal y progresiva. Cuando, en realidad, tal vez, el único progreso es tecnológico.  

Se nos ha vendido que, gracias a la medicina moderna, la calidad y la esperanza de vida ha evolucionado.

Pero, ¿quién nos dice que hace cien, doscientos o quinientos  años la gente no vivía mejor y más? La farmafia y la falsa ciencia que financia esa mafia.

De hecho, en la actualidad, muchas tribus viven muy bien y son muy longevas aunque viven  alejados totalmente de todo lo que es tecnología y ciencia moderna (venenos). POr ejemplo, los Amis, en EEUU, no padecen muchas de las enfermedades que sí sufre el resto del mundo. Mantienen un modo de vida tribal, natural. NO ingieren venenos modernos. Igual que las tribus chamánicas de Sudamérica, Africa, Oceanía, etc. Siguen un paradigma de tipo espiritual.

Factores del paradigma espiritual

Robert considera que los factores para tener una vida de gran calidad son:

  • La Conexión a los ciclos naturales. La naturaleza aporta recursos suficientes, provee.
  • La Conexión a la espiritualidad.  

Por eso el objetivo de las élites siempre ha sido apagar el espíritu, nuestra conexión con la Tierra, con lo místico. Toda la narrativa histórica oficial es lineal, evolutiva. Todo lo bueno del pasado, esa conexión con la tierra, ese espíritu místico y mítico, queda relegado por obsoleto e inservible. El progreso se entiende como desconexión de lo natural para llevarnos a la ciencia técnica, que nos uniforma, pero a través de máquinas, no por vía natural-original.

POr ejemplo, la falsa carrera espacial es una búsqueda de respuestas fuera de la Tierra que crea la ilusión de que hay un espacio exterior que hay que explorar. Ante la magnitud de ese espacio exterior, se crea la sensación de la minusvalía del ser humano. Algo tan pequeño en la inmensidad infinita del Universo es insignificante.

Curiosamente, si nos fijamos en los niños, observamos que crean su realidad. Al contrario que las personas mayores, ya domesticadas, sienten que tienen poder sobre su mundo. Pero, los controladores lo llaman pensamiento mágico, ilusorio, para denigrar y empezar a adoctrinar desde muy temprano. Desde la escuela te dan las respuestas a las grandes preguntas, aunque no sean coherentes, para que poco a poco dejes de planteártelas y sigas su esquema. Se desincentiva para pensar e investigar por ti mismo. Tienes que seguir siempre los canales oficiales.

Más tarde, en la universidad o en el mundo académico, se da otra paradoja. Reconocen que hay muchas cosas por descubrir, pero no te permiten investigar, ni siquiera te dicen cuáles son. Hay cosas que no se saben o que no tienen respuesta coherente, pero no te permiten investigar sobre ello.

Es lo que ocurre ahora con la crisis sanitaria. Todas las medidas son para la gente sana. NO para sanar a la gente enferma. No hay investigación ni se permiten tratamientos alternativos a la vacuna.

Apropiándose de tu poder

La élite todo el tiempo intenta que tú creas que no tienes poder. El poder está en sus manos. Disponen de todo tipo de medios coercitivos para ejercerlo. Pero, si hacen bien su trabajo de adiestramiento desde la escuela y a través de los medios de manipulación, no necesita aplicar la coerción. Eso está ocurriendo con la vacunita y las pcr.

Efectivamente, el poder económico, social, político y militar (los cuatro jinetes del Apocalipsis) lo tienen ellos. Lo que no tienen es poder espiritual, ese es nuestro. Y eso es lo que nos han escondido. Porque si lo descubrimos sería su fin. Se cae su Matrix. Por eso quieren destruirlo definitivamente.

¿Cómo funciona su Matrix de poder y control sobre la Humanidad?

Partiendo de la distinción entre parte física, energética y espiritual del ser humano, afirma que los dracos operan desde el plano energético, la cuarta dimensión. Desde ese plano, tienen capacidad  de manejar y controlar  a los seres humanos a través de las familias de poder, sus testaferros en la Tierra.

¿Cómo los manejan? A través de la Cábala oscura que recibió Moisés, un algoritmo para manipular a la especie humana. Ahí está todo el truco. Las familias de la élite son las que llevan la hoja de ruta que diseñan desde la cuarta dimensión. Como se les da mayor esperanza de vida, pueden hacer proyectos a muy largo plazo, a cien o doscientos años vista.

Pero, si tienen ya todo el poder y el dinero, y el control, ¿qué más quieren?

Nuestra energía emocional, sobre todo, que es la moneda de cambio principal del mundo astral o mundo de cuarta dimensión.

Los chamanes hablan de arcontes o gobernadores que tenemos todos instalados de base desde el nacimiento (mente parásita-microchip energético implantado por los reptiles). Esa mente es la que nos ancla a la realidad 3D, al mundo material, al miedo que paraliza. Estos parásitos te anclan  a una observación de la realidad según la cual lo que está fuera de ti es fuerte y lo de dentro es débil.

Por eso es tan importante trabajar nuestro ámbito energético, para liberarnos de ese ancla. Y conectar con la espiritualidad lo más limpios posible. ¿Cómo? Decretando:

«EXPULSO TODA ENTIDAD QUE ESTÉ ANCLADA EN MÍ, EN CUALQUIERA DE MIS CUERPOS ENERGÉTICOS«

Los niños nuevos: cristal, índigos, etc. ya no traen mente parásita. Por están frenando la natalidad.  Esos niños cambiarán el mundo.

No obstante, nuestro poder espiritual es tan fuerte, que podemos conectarnos y romper ese anclaje y esa distorsión en muchos momentos de nuestra vida. Si tú vives en conexión con tu alma, vibrarás alto. Esa vibración desalojará de tí cualquier implante y el influjo de  esas entidades. Es la Ley de la atracción. La Coherencia, el equilibrio cuerpo, mente, alma lleva a la conexión con tu espíritu, con tu esencia divina.

Habrá obstáculos. Por supuesto. Para eso están los oscuros. Para interponerse en tu misión de vida. Pero, cuanto más los ignores, aceptando, sorteando, sonriendo y siguiente tu camino, más rápidamente se diluyen los implantes, y cada vez serán menos y menos densos.

Confianza plena es la clave

El poder de los oscuros es, simplemente, ilusionismo. Manipulan nuestros pensamientos y cuerpo aprovechando nuestras grietas energéticas. Pero, no pueden acceder a tu espíritu. De ahí que conectarse con el espíritu es el blindaje. Cuando tú conectas, tu cuerpo energético vibra a tal intensidad que se sacude todas las entidades que en algún momento hayan podido agarrarte o que estén intentando hacerlo.

Haz lo que te gusta, lo que te apasiona. Vibra. Disfruta. Deja que el corazón-instinto te guíe.

Por el contrario, ¿Qué es la Educación en Matriz? Sufrimiento. Obligatoriedad. Adiestramiento en la obediencia y el miedo. Infelicidad que te hace improductivo espiritualmente. El sistema educativo se autoerige en autoridad, como los medios, como el Estado, como las academias, universidades,…

¿Cuándo le diste tu poder? ¿cuándo delegaste? ¿Cuándo has autorizado consciente y voluntariamente a tu gobierno para que se quede con la mitad de lo que obtienes de tu trabajo?

Es muy fácil detectar la disidencia controlada. Sólo tienes que preguntarte: ¿va realmente contra los cimientos del estado? ¿va a favor del individuo realmente?  ¿va a favor de tu espiritualidad?

El trabajo que la élite ha hecho contra la espiritualidad procede del origen del ser humano. Y ha sido incansable. Por tierra, mar y aire. Porque es la única forma de desempoderar al ser humano.

Desde el paradigma económico, científico, educativo y político el ser humano no puede competir con la élite ni sus apoderados. Siempre pierde. Porque las cartas están trucadas. El juego es siempre el mismo. La prosperidad en este sistema pasa por la obediencia, por la sumisión. En realidad, no se trata de prosperar si no de medrar. No es un sistema justo. No se recompensa la meritocracia, la excelencia. Ese juego es de ratas, miserable más que mediocre.  NO es de espíritus elevados. Desconoce la honestidad y la auténtica sabiduría.  

Tú no puedes competir en la batalla mediática contra alguien que tiene todo comprado, contra la propaganda controlada desde arriba. Y así en todos los campos: política, universidad, economía, religión.

En este sistema 3d se ha normalizado desde el principio un clima mafioso, donde no puedes hacer una vida verdaderamente libre. NO se te permite. A través del mundo académico, se nos mete con embudo desde pequeños una presunción de credibilidad respecto al sistema, de confianza plena, ciega, una presión social que nadie sabe o entiende de donde viene, pero que, finalmente, resulta muy difícil cuestionar.

El estado, ni ninguna corporación del sistema, tiene contemplada su disolución. NO hay mecanismo legal para disolver el Estado. Con lo cual, el estado está implícitamente legitimado por la fuerza. La existencia del estado no se discute. Podemos cambiar gobiernos, leyes, votar o no votar, pero el Estado es inamovible. Tiene que haber una mafia que nos dirija. Los seres humanos no pueden ser libres y vivir fuera del sistema, sin control de esa mafia. Eso no está permitido. NO se puede. La idea de establecer un gobierno único es para facilitar ese control total.

Todo esto ya estaba establecido en La carta de Constantinopla, Los protocolos de los Sabios de Sión, La Monita Secreta, el Manifiesto de Satanás, la Carta de Pyke y, más recientemente, en Armas secretas para guerras tranquilas, a modo de profecías autocumplidas. Todos ellos y muchos otros son textos donde explican cómo se lleva a cabo su ingeniería social, como se genera el conflicto, el debate, la creación de bandos contrarios aparentemente, de frentes, de trincheras para que se cree una ilusión de realidad, de progreso, evolución, prosperidad….

En la práctica, nunca se progresa a través del debate, ni siquiera del conflicto o  la guerra. Unas ideas y los individuos que las representan se imponen y encumbran, a través del discurso académico corporativista; y otras, las que no interesan al sistema, se desechan, se ocultan, se entierran para siempre.

Así se crea esa ilusión de  gradualidad que tiene como objetivo final deslegitimar al ser humano antiguo, a las tradiciones míticas que estaban conectadas con el espíritu y con la naturaleza.

El mensaje es: ahora somos más listos que antes.

Pero, de repente, y sin que nadie dé una explicación mínimamente lógica, nos enfrentan a paradojas como que, con todo lo que hemos evolucionado y lo superlistos que somos, llega un virus y paraliza todo el mundo. La supermedicina moderna es incapaz de ofrecer una solución …..

Escucha la entrevista completa en el siguiente enlace:

Conozca a Robert Martínez, merece la pena: el astrólogo más lúcido y sensato de la Nueva Era de Acuario

https://www.cosmograma.com/astrologos/robert-martinez

Autores mencionados en la entrevista:

Anatoly T. Fomenko y

http://chronologia.org/sp/

error: El contenido está protegido.