Seleccionar página

Tras ganar el caso del fraude a los granjeros en la Corte Suprema de los Estados Unidos, en 1991, Roy Schwasinger presentó ante un comité del Senado evidencia de la actividad criminal de los bancos y gobiernos. Les informó cómo la Corporación de los Estados Unidos estaba vinculada al establecimiento de un Nuevo Orden Mundial que provocaría un gobierno global fascista regido por los banqueros internacionales. Esta denuncia llevó a la creación de un grupo de trabajo, en 1992, integrado por más de 300 oficiales militares retirados y 35 activos, que investigó a funcionarios gubernamentales, oficiales del Congreso, jueces y a los miembros de la Reserva Federal. Así se descubrió que el soborno y la extorsión eran prácticas generalizadas entre políticos y jueces y que la Reserva Federal acumulaba de forma fraudulenta 800 billones de dólares en sus cuentas, que acabarían siendo la base de los fondos de prosperidad.

El grupo de trabajo creado por el Senado de los EEUU, a raiz de la denuncia de Roy Schwasinger tras lograr una sentencia de la Corte Suprema a favor de los granjeros estafados por los bancos y la Reserva Federal, descubrió que el soborno y la extorsión eran prácticas generalizadas entre políticos y jueces. La actividad criminal estaba tan extendida que sólo 2 de los 535 miembros del Congreso se consideraron honestos. El equipo de investigación estaba integrado por 300 oficiales militares retirados y 35 activos y al frente figuraban:

* El Jefe de Operaciones Navales, Almirante Jeremy Boorda
* El General, David McCloud
* El ex Director de Inteligencia Central, William Colby

La base de los fondos de prosperidad

En el marco de aquella pionera investigación, se procedió, además, a realizar la primera auditoría a la Reserva Federal. Tuvo que llevarse a cabo a punta de pistola militar, ya que los regentes del todopoderoso instrumento de control se negaban a someterse a las leyes de los mortales. La acción dio como resultado el hallazgo de 800 billones de dólares en cuentas reservadas y opacas que, sin embargo, deberían formar parte del presupuesto público nacional. 

El dinero oculto fue confiscado y colocado en cuentas bancarias europeas para generar los enormes fondos necesarios para pagar la demanda colectiva de los agricultores. Más tarde, este dinero se convertiría en parte de la base de los programas de prosperidad, los famosos fondos que en la actualidad han empezado a devolverse a sus legítimos dueños.

En 1993, miembros de la Corte Suprema, ciertos integrantes del Congreso y representantes del gobierno se reunieron con oficiales militares estadounidenses de alto rango que exigían un retorno a la ley constitucional, reformas del sistema bancario y reparación financiera. Acordaron crear el proceso de reclamos agrícolas que permitiría al equipo legal defensor de los granjeros establecer reuniones en todo el país para ayudar a otros a presentar reclamos y educarlos sobre la demanda. Se podría presentar un reclamo de daños sobre cualquier préstamo emitido por una institución financiera por todos los intereses pagados; ejecuciones hipotecarias; honorarios de abogados y tribunales; Impuestos o gravámenes del IRS; impuestos sobre bienes inmuebles y propiedades; estrés mental y emocional causado por la pérdida de propiedad; enfermedades relacionadas con el estrés, como el suicidio y el divorcio; e incluso las órdenes de arresto, encarcelamiento y libertad condicional también podrían ser reclamadas.

Pero el gobierno de Clinton minó sus esfuerzos al exigir que los reclamos agrícolas usaran una forma específica diseñada por el gobierno. Este formulario impuso una tarifa administrativa de 300 dólares por cada reclamo, que luego se utilizó en 1994 como base para arrestar a los líderes del equipo legal, incluido Roy Schwasinger.   

De acuerdo con el fallo de la Corte Suprema, el 3 de junio de 1993, la fiscal Janet Reno ordenó a los Delta Force y Navy Seals a Suiza, Inglaterra e Israel que recuperasen los billones de dólares de oro robados por el sistema de la Reserva Federal de las reservas estratégicas de oro. Estas naciones cooperaron con la redada porque se les prometió que sus deudas con Estados Unidos se cancelarían y porque las personas que robaron el dinero de los Estados Unidos también robaron dinero de sus naciones. Este lingote se utilizará para la nueva moneda respaldada por metales preciosos. Ahora se almacena de manera segura en el Complejo Norad en Colorado Springs, Colorado y otros cuatro depósitos. La acción de Janet Reno enfureció tanto a los poderes fácticos que, poco después, lo pagaría con su muerte.

Los Caballeros Blancos

Entre 1993 y 1996, la Corte Suprema de los Estados Unidos exigió a los ciudadanos estadounidenses que presentaran «Reclamaciones bancarias» para cobrar los daños pagados por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. Este proceso se cerró en 1996. Durante este tiempo, la Corte Suprema de los Estados Unidos asignó a uno o más jueces para monitorear el progreso de las decisiones. Solicitaron la ayuda de expertos en economía, sistemas monetarios, banca, gobierno constitucional y derecho, y muchas otras áreas relacionadas. Estos jueces formaron coaliciones de apoyo y asistencia con miles de personas en todo el mundo; conocidos como «Caballeros Blancos»

Para implementar los cambios requeridos, los cinco jueces pasaron años negociando cómo ocurrirían las reformas con los propietarios del Banco de la Reserva Federal, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y con organismos de muchos otros países, incluido el Reino Unido y los países de la Zona Euro.  Las reformas bancarias que pretendían para los Estados Unidos impactarían en el mundo entero y requieren, de entrada, que la Reserva Federal sea absorbida por el Departamento del Tesoro de los EE. UU. Asimismo, obligan a paralizar las actividades fraudulentas de los bancos y al pago por daños pasados.

De acuerdos incumplidos a propuesta de Ley en el Congreso

En 1998, los generales militares que originalmente participaron en el proceso de reclamación se dieron cuenta de que los jueces de la Corte Suprema de los Estados Unidos no tenían intenciones de implementar los Acuerdos. Entonces, decidieron que la única forma de llevar a cabo las reformas era a través de una ley aprobada por el Congreso. Por tanto, un año más tarde, presentaron un documento de 75 páginas denominado Ley de Reforma y Seguridad Económica Nacional (NESARA).

A última hora de la tarde del 9 de marzo de 2000, Delta Force y Navy SEAL entregaron personalmente una llamada de quórum a quince miembros del Senado de EE. UU, que eran patrocinadores y copatrocinadores de NESARA. Inmediatamente, fueron escoltados a sus respectivas cámaras de votación donde aprobaron la Ley de Reforma y Seguridad Económica Nacional. Estos 15 miembros del congreso fueron las únicas personas autorizadas legalmente a ocupar cargos de conformidad con la 13a enmienda original.

Jueces asociados a la Corte Suprema de los EEUU

FunciónNombreNombrado porEdadDuración del mandato
Presidente (17.º)John G. Roberts, Jr.George W. Bush65 añosDesde el 29 de septiembre de 2005
Juez asociadoClarence ThomasGeorge H. W. Bush72 añosDesde el 23 de octubre de 1991
Juez asociadoRuth Bader GinsburgBill Clinton87 añosDesde el 10 de agosto de 1993
Juez asociadoStephen G. BreyerBill Clinton81 añosDesde el 3 de agosto de 1994
Juez asociadoSamuel A. Alito, Jr.George W. Bush70 añosDesde el 31 de enero de 2006
Juez asociadoSonia M. SotomayorBarack Obama66 añosDesde el 6 de agosto de 2009
Juez asociadoElena KaganBarack Obama60 añosDesde el 7 de agosto de 2010
Juez asociadoNeil M. GorsuchDonald Trump52 añosDesde el 7 de abril de 2017
Juez asociadoBrett M. KavanaughDonald Trump54 añosDesde el 6 de octubre de 2018

Enlaces de interés:

https://intothelight.news/knowledge-base/nesara/

error: El contenido está protegido.