Seleccionar página

Tras aprobarse la Ley de Reforma y Seguridad Económica Nacional (NESARA) en el Congreso de los EEUU el día 9 de marzo del año 2000, y ante la falta de iniciativa del presidente Clinton por aplicarla, el día 10 de octubre, militares de élite asaltaron la Casa Blanca y obligaron al presidente a firmarla. Seguían instrucciones directas del grupo de trabajo que había descubierto e informado al Senado USA sobre el robo generalizado de gobiernos y bancos contra los pueblos, a raíz del caso del fraude a los granjeros. Pero, no acabaron ahí los obstáculos para implementar el antecedente de Gesara.

El día 10 de octubre de 2000, militares Navales de élite y de la Fuerza Delta asaltaron la Casa Blanca y, a punta de pistola, obligaron a Bill Clinton a firmar NESARA. Los miembros del Servicio Secreto y de Seguridad fueron desarmados y se les permitió presenciar este evento bajo compromiso de guardar secreto. El siguiente paso era anunciar la Ley al mundo para su posterior implementación. Aunque, de nuevo, la tarea encontraría todo tipo de obstáculos.

Después de muchas negociaciones, los jueces de la Corte Suprema ordenaron al 107 ° Congreso aprobar resoluciones para anunciar ‘NESARA oficialmente. Esto tuvo lugar el 9 de septiembre de 2001, dieciocho meses después de que se aprobara la Ley. El 10 de septiembre de 2001, George Bush padre se instaló en la Casa Blanca para dirigir a su hijo sobre cómo bloquear el anuncio. Al día siguiente, el 11 de septiembre de 2001, a las 10 a.m., hora del este, Alan Greenspan tenía programado anunciar el nuevo sistema del Banco del Tesoro de los Estados Unidos, la condonación de la deuda para todos los ciudadanos estadounidenses y la abolición del IRS como la primera parte de los anuncios públicos.

Justo antes del anuncio, a las 9 a.m, Bush padre ordenó la demolición de las Torres Gemelas del World Trade Center para detener las computadoras bancarias internacionales instaladas en los pisos 1 y 2 de la Torre Norte para iniciar el nuevo sistema del Banco del Tesoro de los Estados Unidos. Los agentes secretos instalaron explosivos en el World Trade Center y los detonaron de forma remota desde el edificio 7, la tercera torre que también fue demolida ese mismo día para encubrir su crimen, pero que nunca se menciona porque contra ella no se simuló el choque de ningún avión. Así de chapucero se montó el 11S ante la vista de todo el mundo. La tecnología de piloto remoto también se usó para descargar explosivos en el Pentágono, en la ubicación exacta donde los Caballeros Blancos coordinaban las actividades para la implementación de Nesara. 

Una vez más, el poder oscuro, el gobierno oculto, había logrado truncar la esperanza de devolver el control del mundo y de la existencia sobre la Tierra a los seres humanos. Durante la década siguiente, la vida en los Estados Unidos, y en el resto del planeta, estuvo marcada por el supuesto ataque terrorista islámico y sus repercusiones. La narrativa mediática y gubernamental fue incesante. Rara vez pasó un día sin mencionar el 11 de septiembre y los sucesivos eventos que provocaron o simularon para mantener y defenderse del nuevo virus insuflado a la opinión pública: el miedo que suponía la nueva amenaza global, el fundamentalismo religioso. Entre esos eventos destacó, sin duda, por la magnitud del magnicidio,el 11 M en Madrid, acaecido en marzo de 2004, en las vísperas de unas elecciones que dieron un vuelco a la historia.

Frente al machaque obsesivo de la versión oficial, por el contrario, no es sorprendente encontrar tan escasa y manipulada información sobre temas como NESARA en la Internet manejada por los mismos que gestionaron los golpes históricos del 11S, 11M y posteriores. De hecho, una vez torcida la historia reciente a favor de sus intereses y en contra de la Humanidad, la desinformación es un arma cargada de futuro, su mejor estrategia hasta que el desinterés y la falta de efecto sobre la opinión pública obliga a implementar la siguiente fase de control. En ella estamos inmersos de pleno: evento 2020.

+Roy E. Schwasinger, Jr. murió el 8/23/2009 a la edad de 75 años. Verificación en: http://ssdi.rootsweb.ancestry.com/cgi-bin/newssdi?sn=Schwasinger&fn=Roy&nt=exact 

Más información: https://intothelight.news/knowledge-base/nesara/

error: El contenido está protegido.