Seleccionar página

Alex Collier es uno de los contactados más famoso del planeta. En 1964, a los ocho años de edad, mantuvo su primer contacto con seres de una raza de extraterrestres humanos de la galaxia de Andrómeda. El segundo ocurrió a los 14 años. Desde 1985, los encuentros empezaron a ser más frecuentes. Ha escrito libros e impartido cientos de conferencias en todo el mundo informando sobre lo que podríamos llamar la «perspectiva andromedana sobre la historia galáctica». En esta vieja entrevista ya reveló gran parte de lo mucho que dice haber aprendido de esta relación que ha mantenido durante toda su vida y que, en los principales aspectos, coincide con la versión de tantos otros contactados. Se nos ha engañado y manipulado durante milenios, pero, al final, la raza humana evolucionará espiritualmente, podrá ascender junto con la Tierra a la 5D. El Amor incondicional es la clave.

«Todos los espíritus de este Universo vinieron de otros universos, en tiempos y espacios diferentes, para continuar evolucionando. Somos muy antiguos y mucho más de lo que se nos ha hecho creer».

(Alex Collier)

Se nos ha ocultado nuestra identidad, nuestra existencia. Se nos ha hecho creer que sólo somos un cuerpo físico, una forma animal. Lo hacen manipulando nuestras creencias espirituales y religiosas. Hay muy pocas razas galácticas con nuestra riqueza emocional. Las demás tienen una estabilidad que les impide experimentar emociones. Eso es lo que les atrae de los humanos. Existen once densidades en la creación. Al pasar de una a otra se cambia de forma física y se evoluciona espiritualmente. Más allá de la décimo segunda densidad está Dios. Aunque nadie sabe de esa exactamente.

Los andromedanos son telepáticos, clarividentes, sanadores, porque se les enseña todas las ciencias, están sanos. Al contrario que la mayoría de los humanos terrestres, recuerdan sus reencarnaciones. Esto les permite saber de dónde vienen y, lo más importante, a dónde van. Son conscientes de su progreso de manera individual. Los humanos hemos sido tan manipulados durante los últimos 5.700 años que hemos perdido toda referencia de nuestro origen y destino. En realidad, hace 14.000 años atrás, cuando el grupo de Orión comenzó a manipular nuestro ADN. Estamos atrasados por esta interferencia. Pero, al final, todos ascenderemos.

El Consulado de Andrómeda cuenta con más de 1.200 sistemas y razas en evolución. Es como las Naciones Unidas de la Tierra. La diferencia básica es que el propósito del Consulado es facilitar la evolución de toda la vida en la Galaxia. Permitir que todas las formas de vida evolucionen sin la injerencia de otras razas. Esto sucede en otros 22 planetas. Aunque los terrestres somos los más atrapados. Esto preocupa, porque ralentiza nuestra evolución. Por eso la Tierra y la Humanidad se ha convertido en una especie de trofeo.

«Todas las razas evolucionan en clave de amor incondicional»

«El amor que niegas es el dolor que llevas»

(Consejo andromedano)

Los andromedanos evolucionan a nivel de su conciencia y en clave de amor incondicional. Es el reto, en realidad, de todas las razas. Este consulado se creó antes de la guerra de Orión, que duró 600.000 años. Involucró a la raza humana y a la reptiliana, que coexisten en nuestra galaxia. No hubo un ganador. Quedaron en tablas y hechos polvo. La Tierra ha sido tema de discusión por largo tiempo en este consulado. Sobre todo, cuando empezaron a detonar armas nucleares, que ya se habían utilizado antes, hace cientos de miles de años,  en otros lugares de la Galaxia y el Multiuniverso. Por eso, como conocen sus efectos devastadores, paralizaron este jueguecito tan peligroso en la Tierra.

Ante esta situación, los pleyadianos tomaron la iniciativa, y se ofrecieron para venir a elevar la conciencia del Planeta. Pero, una vez aquí, se vieron enfrentados a su karma (antigua guerra Marte-Tierra). Ellos también habían sufrido guerras civiles que habían dejado huellas dramáticas. Entonces, renunciaron a su misión para no enfrentarse a grises, oriones, un pequeño grupo de sirios B, y reptilianos, que ya estaban interviniendo, permitiéndoles hacerse con el control.  

Esta situación corrió paralela a otros conflictos en la Galaxia. Los pleyadianos dijeron a los andromedanos que tenían sus propios conflictos, como para inmiscuirse en los terrenales. A partir de ahí, los andromedanos tomaron el control. Ya que no tenían karma asociado. Son neutrales. Comenzaron a involucrarse en 1980, con pleyadianos y los sirios A. También la raza Arcturiana. Desde entonces, trabajan aquí y allá arriba por elevar nuestra conciencia. Para ello viajaron a 1964, y desde ahí contactaron conmigo y muchos otros canalizadores, médiums, para trabajar en el plano de la conciencia humana.

«La Ascensión a las 5d es imparable»

La Tierra, como entidad espiritual, quiere moverse hacia la quinta dimensión. Es un movimiento imparable. Pero lo ha ralentizado la no elevación en paralelo de la conciencia humana. Las opciones eran prescindir de los humanos o invitarlos a avanzar, dando un salto cuántico en consciencia, pero respetando su libre albedrío. La verdad, se ha avanzado mucho en los últimos veinte años. 

¿Estamos creando nuestras propias profecías? Si. Por eso es tan importante creer de forma alternativa: Creer en la Ascensión a quinta dimensión. Abandonar nuestros sistemas de creencias, como forma del sistema de control planeado por los grises y los de Orión. Ellos han viajado al pasado para manipular el futuro. También los andromedanos lo hacen para prepararnos, para ayudarnos a encontrar el camino entre tanta maleza creada por los malos para confundirnos y llevarnos a su terreno.

Los grises llevan aquí poco tiempo, relativamente. Desde la Segunda G. M o, como mucho, desde la Primera. Son los antiguos imperios los que llevan miles de años manipulando. 22 diferentes razas han colonizado la Tierra en diferentes momentos. De todas ellas tenemos rastro en nuestro ADN. Así consiguen que traguemos sus mentiras y veamos como única salida sus profecías y a sus falsos salvadores.

Los andromedanos dicen que el plan divino trata de Libertad. Cualquier salvador que venga a la Tierra nos arrebataría esa libertad. Los controladores nos han abducido la necesidad de ser salvados. Esto se relaciona con la estrategia Acción-Reacción-Solución. Ellos nos darán lo que nosotros les pidamos incitados por ellos a través de sus programas de control.  Si pedimos ser salvados ellos nos lo darán. A cambio de más esclavitud.

«La salvación está en nosotros: Lo que creemos creamos»

Nuestro futuro no está escrito. Es susceptible de ser modificado cada día a cada momento por nuestros pensamientos y acciones. Lo que creemos creamos. Por eso, los andromedanos tampoco pueden intervenir directamente como salvadores. Nos tenemos que salvar nosotros mismos. Empoderarnos. Recuperar nuestra Soberanía, nuestra Libertad. Nuestra responsabilidad para enfrentar y resolver nuestros propios problemas. Tenemos que crecer, madurar. Abandonar nuestra infancia-adolescencia. La salvación está en nosotros. NO fuera.

Pero, hay demasiada gente aún apática. Entretenida con los problemas cotidianos: pagar una hipoteca; cuidar de los niños; comprar un coche último modelo. Nada de eso nos va a salvar. Tenemos que volver a nuestro interior, a nuestra esencia. Eso es trabajar para elevar la consciencia.

Hay cuatro humanos en contacto con el cónsul de Andrómeda: uno en USA, otro Sudamérica, en Europa y en Asia. En la Tierra hay más de 170 grupos etes en contacto con personas, enviando información, trabajando con ellas para la evolución de la conciencia. Pero, está funcionando poco, porque la gente está apática. Sólo dedicada a sus problemas caseros. ¡Tenemos que despertar YA¡

Pincha en el siguiente enlace para escuchar o leer la entrevista completa:

Universo Gesara recopila testimonios de cuantos informadores considera luciérnagas en la noche de los tiempos oscuros. Queda al discernimiento del lector y escuchante extraer sus propias conclusiones en el ejercicio de su libre albedrío.

Al final del camino, tendremos suficientes elementos para armar la Verdad. Y las Verdad nos hará Libres.

error: El contenido está protegido.