Seleccionar página
Muy pocas personas en la Tierra conocen esta historia. Apenas la Ciencia está empezando a comprender ante tantas evidencias. Sin embargo, la mayoría de los seres humanos forman parte de ella, aunque la han olvidado. Ustedes saben de lo que estamos hablando. Sólo tienen que dejar aflorar su consciencia.

Si la Tierra y todos los seres vivientes en ella pueden pasar al siguiente nivel de consciencia, el planeta sobrevivirá, se regenerará y con él toda la vida que alberga. Sólo tenemos que recordar quiénes somos y para qué estamos aquí y ahora.

Drunvalo Melchizedek

Atlántida, la historia olvidada

Atlántida existió. No es ningún cuento de ciencia ficción. El documento Toronto explica cómo fue su hundimiento. ExIsten personas vivas que lo recuerdan. Y han regresado para contarlo y para ayudar a evitar una segunda caída.

La Humanidad atlante alcanzó un nivel de consciencia muy elevado. Rompieron los lazos con la gravedad y levitaban. Los mayas estaban allí, entre otros grupos que ejercieron como traductores e intérpretes de las señales que enviaban los maestros ascendidos para anunciar el hundimiento de Atlántida y prevenir la gran catástrofe. Por qué se produjo esa caída, a causa del gran golpe, es un evento que se relata metafóricamente en la Biblia como la expulsión del Edén.

Doscientos años antes de la caída, se articuló un plan para evitarla, cuyo eje central fue la gran pirámide de Egipto, que fue construida desde arriba hacia la base, según documentó Drunvalo Melchizedek, el investigador que relata esta hermosa historia olvidada en el vídeo adjunto al final del texto.

El plan de las conciencias superiores consistió en articular una red planetaria de lugares sagrados: pirámides, templos, mezquitas y todo tipo de montículos, volcanes, lagos y valles que estaban sintonizados. En total, construyeron 83.000 edificios o sitios sagrados en todo el mundo a lo largo de 13.000 años, aunque la estructura completa fue diseñada en cuestión de horas desde la cuarta dimensión, en las conciencias superiores de la frecuencia de la Tierra. A continuación sería bajado a la tercera dimensión y se ejecutaría por distintos pueblos de todo el mundo: Mongolia, Japón y América cuentan con innumerables ejemplos de estas edificaciones. Pero, existen en todas las ubicaciones energéticas estratégicas.

Geomancia

El método de construcción se denominó geomancia, ciencia que consiste en el uso de las piedras, rocas, cristales, metales y otros elementos físicos para cambiar el flujo de energía de la Tierra, tanto interno como externo. La energía se genera a través de los volcanes, la presión de las placas tectónicas, la corriente de las aguas tantos subterráneas como superficiales, las líneas geopáticas y todo tipo de estructuras internas. Al mover estas enormes piedras o edificios, o bien situarlos en lugares específicos cambian el flujo energético. De este manera pretendían crear una nueva red de conciencia planetaria que evitaría a la nueva generación de seres vivientes sobre la Tierra una caída como la que provocó el hundimiento de la Atlántida.

Sin esta red de conciencia la Humanidad no podría alcanzar el nivel más elevado logrado por los atlantes. Y este nivel está previsto justo ahora. El paso decisivo y definitivo para la Ascensión depende de todos y cada uno de lo seres vivos sobre la Tierra.

Redes de consciencia

Cada una de los quince millones de especies que existen sobre la Tierra tienen un campo electromagnético geométrico único, que se extiende alrededor de todo el planeta, formando una red de consciencia global que toma unos 13.000 años para completar un ciclo.

Red electromagnética que envuelve y atraviesa la Tierra

Existen tres tipos de redes o niveles de consciencia. El primero está ligado a la etapa aborigen, el segundo a una evolución intermedia y el tercero al proceso ascensional.

Los entes que quieren evitar a toda costa la Ascensión de la Humanidad y del Planeta están generando otro tipo de red para mantener a los seres humanos en la tercera dimensión donde descendimos con la caída de la Atlántida, que corresponde con el nivel intermedio de consciencia o nivel de polaridad.

La proporción Áurea, la sucesión de Fibonacci y el encaje círculo-cuadrado

Toda la vida y la consciencia en la Tierra están ligados a la proporción Áurea, la serie Fibonacci y el encaje entre el círculo y el cuadrado. La naturaleza es el reflejo de la consciencia más elevada. Esa es nuestra meta: alcanzar la proporción áurea consciencial humana.

La espiral de Fibonacci y su relación con la proporción áurea se encuentra constantemente en la naturaleza

Carl Munck. El Código

A finales del siglo XX, Carl Munck descubrió que en todos los edificios emblemáticos construidos alrededor del mundo tienen un código escrito en el exterior relacionado con la forma, el número de pasos y otros elementos. Cada una de estas construcciones producirá una serie de tres números, siempre divisible entre 360, los grados que conforman el círculo completo. Además, estos números expresan exactamente la longitud y latitud de una red global cuyo centro es la Gran Pirámide. Esta red no es actual, sino antigua, lo que sitúa al hombre antiguo al mismo o más elevado nivel de conocimientos que la actual.

Según el presentador de este documento, esta red monumental energética es un regalo de amor de nuestros ancestros, que nos están ayudando a hacer el cambio de consciencia a través de todas las épocas y culturas, de todas las razas y continentes. Y, al hacernos este favor, nosotros también hacemos algo por ellos: les traemos de vuelta.

El Código de Munck fue presentado a la ONU, donde no supieron dar respuesta a su tesis y ocultaron el descubrimiento

Últimas correcciones

Este proceso constructivo de una red electromagnética, que ha venido colaborando con el ser humano y toda vida sobre la Tierra para su Ascensión consciencial, comenzó a fluir a partir de los 6.000 años tras el hundimiento atlante hasta hace 65 años. Exactamente, hasta la segunda guerra mundial.

A partir de 1946, empezaron a construirse bases militares en todo el mundo y a aparecer naves estelares en los cielos. Puede parecer que, a partir de ese momento, los extraterrestres comenzaron a implicarse en la construcción de esta red, cooperando así con los maestros ascendidos y la propia humanidad.

En los años 60, aparecieron los círculos sobre las cosechas y los hielos, que no podían haber sido hechos por humanos.

Entre los años 80 y 90, personas dedicadas a la meditación empezaron a recibir mensajes (canalizaciones) en los cuales se les indicaba que tenían que llevan cristales y piedras a templos y lugares emblemáticos de todo el mundo y colocarlos allí en diferentes formas. Unas cien mil personas han estado implicadas en este movimiento que corregía el flujo de la energía en ese lugar y, después, influía en la geometría de la Tierra.

A mediados de los 90, surgió un reducido grupo de personas con una especial sensibilidad para detectar energías sutiles. Fueron dirigidos hacia determinados lugares de la red para realizar cambios muy específicos. Se trataba de corregir intervenciones humanas locales que habían alterado el circuito energético terrestre.

La Serpiente de Luz que emerge en el Pacífico

En el libro «Serpiente de Luz«, Drunvalo Melchizedek explica sobre la energía de la Tierra que ha transitado desde el Tíbet a los Andes en los últimos 26.000 años y que ha convertido a aquellos en lugares magnéticos y a sus gentes en maestros del mundo. Ahora, la kundalini terrestre ha emergido en América: Colombia, Ecuador, Brasil, Perú, Chile y Argentina. Esa energía está despertando a aquellas almas, y también a las de las islas del Pacífico, desde Pascua hasta Nueva Zelanda.

En febrero de 2008, en Tahití, nació el nuevo ciclo cósmico: la nueva red de consciencia universal está activada.

Enlace al documento «Una historia muy hermosa»:

https://www.youtube.com/watch?v=Svr9-IPNHSw&t=466s&ab_channel=Mac11<<<<<1

error: El contenido está protegido.