Seleccionar página

Tal vez la historia de José Jesús Cristo no fue como nos la contaron. En principio, se desconoce la infancia de José, hijo de José el carpintero.  Ese periodo de su vida nadie lo ha contado. Como si no hiciera falta para los Evangelios. Se borra esa parte, cuando es primordial para explicar lo que después ocurrió.

Primero, vamos a comenzar por el principio, por el ser humano que concibió a José Jesús Cristo, María y el momento de la anunciación, cuando se le dice que va a quedar embarazada del Espíritu Santo y va a tener un hijo. Versión tan creíble como podría ser que, en realidad, la anunciación consistió en una abducción durante la cual recibió el gen de la Humanidad futura, que le fue implantado por inseminación en una nave pilotada por entidades del futuro llamadas El Dragón. 

Recordemos que José Jesús Cristo dijo: mi reino no es de este mundo. 

La traducción de Virgen es receptora de la genética. La genética de José corresponde a la Humanidad futura, en la que la Humanidad tiene que llegar a convertirse.

La estrella de Belén es la nave donde María fue inseminada. El destello de esa nave mostró  a los cuatro reyes magos el camino hacia Belén, donde nace José Jesús Cristo. En ese momento era sólo  José, el hijo del Dragón. 

José va a cumplir una misión que lo va a enlazar con LuzBel  e inicia  la octava de la conciencia, que nosotros, la Humanidad futura,  tenemos que acabar en este tiempo.

Esa es su primera misión. Además, se le prepara, en el monte Carmelo, para ser lo que tendría que ser. Y lo preparan los esenios. Porque José era esenio. Los esenios, luego, lo trasladan a la India. Y en la India se le prepara en idiomas, analogía y otras ciencias. Para que cuando vuelve a los 30 años tenga una sabiduría y conocimiento superior a la de cualquiera de los que estaban allí. También por su genética, mucho más avanzada que la nuestra y que la de las gentes de su época histórica.

Posteriormente, tendría lugar otro momento crucial, su nombramiento como sumo sacerdote de la gran fraternidad Blanca de Egipto. Este acontecimiento se produce en un pasadizo, que empieza entre las dos patas de la esfinge, y acaba debajo de la gran pirámide, donde hay una cámara en la que se celebraban los grandes eventos. En esa ceremonia se le da el título de Jesús, y se conecta con el demiurgo Abraxas, el  que desvió la misión.

La misión de Abraxas es iniciar la octava del autoperdón. Todos nosotros tenemos que autoperdonarnos para que la esfera se revierta y la conexión con el Ser se abra paso. La misión de José es despertar a la conciencia, conectado a LuzBel. La misión de Jesús fue la del autoperdón, conectado a Abraxas.

 

 

La misión tercera, como Cristo, fue su conexión con el Logos planetario. Iniciar la octava del amor. Para llevarla a cabo necesitó la ayuda de su discípulo más amado, Judas. José pidió a Judas que le traicionara para que todo lo que tenía que ocurrir ocurriera. Y Judas, en un acto de amor, aceptó su papel de traicionero en esta historia que durante más de dos mil años le ha perseguido. 

Luego viene el momento en que está frente a Pilatos, quien sabe perfectamente que las leyes judías marcan el sabat como el día en que no se puede trabajar. Y empieza a las 12 de la noche. Sólo tendría que retrasar la crucifixión para permitirle vivir. Pero no lo hizo. Tampoco hubo una resurrección. Porque José no murió en la cruz. Fue bajado de la cruz vivo, por intervención de su tío, José de Arimatea, un potentado comerciante con muy buenas relaciones con las autoridades del imperio. José, después fue llevado al monte Carmelo y allí confiesa a María y a Judas que no se había suicidado, sino que se había quitado del medio, para que nadie más supiera de él. 

También les confiesa que cuando él hablaba de que su reino no era de este mundo era real, que su padre no era de este mundo. Y les contó la historia de que era fruto de una inseminación en una nave del Dragón.

Cuando en Alemania se buscaba la sangre aria, lo que se buscaba era la genética extraterrestre del Dragón que portaba  José Jesús Cristo. Por eso buscaban el santo grial, que era el recipiente donde venía la genética de J J C, genética extraterrestre o genética de la Humanidad futura. NO pertenecía a la Tierra en aquel momento. NO era igual a la genética humana que vivía sobre la Tierra en aquella época.

Cuando hablamos de Tumbusca estamos hablando de mucho más  que de una llegada de extraterrestres con sus naves a la Tierra. Se trata de que, aparte de venir  a China en un momento determinado a traer tecnología,  J J C es Dragón.

Los judíos no reconocen a JJC  como Mesías, ni toda esta historia. Luego de todo este proceso José, con María Magdalena, con la que estaba casado y tenían un hijo y una hija,  se fue a Cachemira a terminar sus días como un hombre normal y corriente. Y allí vivió hasta después de cumplir los ochenta años. 

María siguió sus días en su casa hasta su muerte. 

Los sionistas fueron los que hicieron un montaje para que no se les cayera el chiringuito. Y volvieron a pactar con B. Crearon un holograma de B al que la gente empieza a adorar. Todo lo que nos había enseñado JJC es remirado y utilizado como les interesaba. El resto lo ocultaron. En este montaje a la imagen de María, que ubicaron en el Pilar de Zaragoza, aprovechando que Santiago el apóstol pasaba por allí, le dieron mayor poder. La representación de María, detrás de la cual está B (no María realmente) queda en el cristianismo, a partir de ese momento, por encima de Jesús, que  queda para la liturgia crucificado para siempre, sacrificado. O, sea, su mensaje muere con él.

Los sionistas, o B, engañó a Santiago

El pacto original entre B y los sionistas se había roto cuando Judas entrega a Jesús por amor.   Por eso, el templo se quiebra. Por eso se produce un terremoto, que se escucha. Y como el pacto está roto, los sionistas van a buscar a B para pedirle una solución que les permita recuperar su poder, el control.  Y B les propone que le adoren a través del holograma de María. Así desvían la atención del verdadero mensaje, que es el que José Jesús Cristo dio. Ahí empieza el montaje de María, y su concepción inmaculada y bla,bla, bla. Hasta la muerte y resurrección, también falsas. Jesús no murió. Nadie ha resucitado como tal. La carne no resucita. Es el alma el que nunca muere. O, más bien,  el espíritu.

JJC en el desierto es tentado tres veces. Y se le muestra el poder que podría llegar a tener si se humilla ante Bt. Supera las tres pruebas que cualquier discípulo va a tener que vivir en su vida si quiere avanzar en la iniciación. Este fue el mensaje.

La historia de Jesús también habla sobre la evolución de un discípulo iniciado en el camino espiritual. Esta es una interpretación simbólica.

La Biblia tiene muchos mensajes erróneos u ocultos. Casi todos los hechos son falsos. Por ejemplo, ¿dónde está el cuarto rey mago? Cada rey mago venía de un punto cardinal del planeta. Sin embargo, no se habla del cuarto rey mago en el Nuevo Testamento.

La Biblia nos cuenta una versión distorsionada de esta historia verdadera. No creo que José, el carpintero,  repudiara a María. Al contrario, acompañó a María en el alto honor recibido.

José Jesús es cien por cien genética del Dragón. Superior a la nuestra, pero sigue siendo humana. La madre tiene su gen humano.

Según Fran Parejo, la historia de María Magdalena y los Cátaros es una versión falsa. Magdalena se fue con Jesús y sus dos hijos a Cachemira. En su momento, los hijos quedaron bajo la custodia de José de Arimatea, primo de María. La descendencia de Jesús y Magdalena ha llegado hasta nuestros días. Protegida. 

El Dragón no es draconiano. El Dragón es la Humanidad hiperbórea evolucionada. Hacia lo que vamos nosotros. Los dracos vienen de Alfa Draconi. Son involutivos. El Dragón proviene del futuro. Es evolutivo. 

La fuerza de María proviene de su genética. Su función es ser la receptora de una genética muy superior para poder conectar aquí a un Ser mucho más evolucionado que nosotros. Otra cosa es que utilicen su imagen para engañar a la Humanidad. La forma de entrar en este planeta siempre es la misma: a través del útero materno.

Los reptilianos vinieron hace unos 300/400 mil años y toman el control sobre la Tierra y la Humanidad porque se había utilizado su genética para manipular al manú, el ser humano entonces sobre la Tierra. Esa manipulación y toda la información que se nos entregó tenía por objetivo dirigirnos en una dirección que no condujera a la Nueva humanidad. Vinieron de Alfa Draconi. Desde entonces ejercen su derecho. No tienen nada que ver con Jesús, el Dragón y toda su genética, que vinieron para reconducir el camino abierto por la intervención anunaki.

La serpiente es Satanás y Enki, de los dos hermanos Anunaki, era el benefactor de la Humanidad.

Toda esta información mana de la fraternidad Rosacruz, herederos de la gran fraternidad blanca de Egipto, una escuela iniciática distinta de la masonería.

 

Exposición completa de Fran Mateos en el programa de Inma Q. (22-11-21)

https://www.twitch.tv/videos/1213217533

 

 

 

 

error: El contenido está protegido.