Seleccionar página
21 de diciembre de 2020

21 de diciembre de 2020

El 21 de diciembre de 2020,  tendrá lugar un instante cósmico decisivo. Será en el momento en que se produzca el solsticio de invierno en el hemisferio norte y de verano en el sur, coincidiendo con la gran conjunción astrológica Júpiter Saturno.  Este no será un solsticio más, sino el que abrirá la puerta a la nueva era, la  Era de Acuario, tan largamente anunciada y esperada. La era de Acuario nos conducirá a la Edad dorada de la Humanidad. Este acontecimiento celeste nos invita a renacer con la madre Tierra y con todos nuestros hermanos en el Universo. Pero, antes de pasar al significado místico de tan extraordinario evento, conozcamos algunos detalles que lo hacen tan especial. A partir de hoy, al atardecer, mira hacia el horizonte, dirección suroeste, y observarás una estrella refulgente, es la nueva estrella de Belén.

En el solsticio de diciembre el Sol llega al trópico de Capricornio y el hemisferio norte experimenta el día más corto y la noche más larga del año. Mientras el norte celebra la llegada oficial del invierno, el hemisferio sur se prepara simultáneamente para el solsticio de verano. Esto se debe a que la mitad del planeta está inclinada hacia afuera del Sol y la otra mitad hacia el astro rey.

Conjunción Júpiter-Saturno

La circunstancia que convierte al solsticio de 2020 en especial es su coincidencia con la conjunción Júpiter-Saturno. Los dos planetas más grandes del Sistema Solar se encontrarán en su punto más cercano desde hace 400 años. Aunque ambos astros se habían unido con anterioridad, durante este 21 de diciembre estarán a una distancia récord entre sí (sólo una décima de grado. Cientos de millones de kilómetros en realidad). Esto significa que los dos planetas, sus lunas y sus anillos, serán visibles en el mismo campo de visión, dando la impresión de que se tocan. Por esto, algunos románticos han denominado al evento «el beso entre Júpiter y Saturno».

Júpiter, el mayor de esta pareja, tarda doce años en dar la vuelta al Sol. Saturno, el de los anillos, 29 años. Cada dos décadas, aproximadamente, las órbitas de ambos coinciden, observándose casi juntos desde la esfera celeste.

Tan cerca estarán los dos gigantes de la Vía Láctea la noche del 21 de diciembre de 2020, y tan intenso será su brillo, que algunos astrólogos han decidido llamar a este fenómeno como la reaparición de la «Estrella de Navidad» o «Estrella de Belén» en nuestro firmamento, aquella que hace 2.000 años guió a los Reyes Magos hasta el humilde portal donde nació Jesús de Nazaret. ¿Será esta semejanza indicativa de algo? Claro que si. Nada ocurre por casualidad en el Cosmos. Lo sabremos más pronto que tarde. Seremos testigos de las nuevas buenas noticias.  El evento podrá contemplarse desde cualquier punto del planeta, aunque las mejores imágenes se podrán tomar desde el Ecuador.

Sin duda, asistimos a un momento único y muy especial en la Historia como Humanidad y como individuos. La conjunción planetaria de Saturno y Júpiter se produce, además, en Aries y de noche, un acontecimiento que no ocurría desde 1226. Y que no volverá a producirse hasta 2080, según los expertos. La unión de estos dos señores del Tiempo en aire, llamados así porque marcan la evolución, tanto individual como colectiva, significa que empieza a cambiar nuestra energía, nuestra frecuencia y la vibración hacia afuera y dentro de cada uno nosotros.

Sin embargo, no estará exenta de tensiones. Donde esté Saturno, el censor, el conflicto y la falta de libertad está asegurada. Finales de enero y febrero 2021 será el periodo de máxima confrontación. La Humanidad se dividirá aún más entre jupiterianos – acuarianos y los saturnianos. Pero, la ola de luz, verdad, libertad y justicia acabará arrasando todo el sistema antiguo.

Acuario entra en grado 0

Acuario entra en su Era en grado 0, lo que trae sutileza,  ligereza, liviandad, vanguardia, mente, vínculos, redes, libertad, sueños, ideas, sinergias, intercambios, relaciones responsables, creatividad, innovación, tecnología muy poderosa, cambios físicos sorprendentes. Se van a abrir todas las puertas casi de golpe. Entramos ya en lo nuevo. Más allá del tiempo. Se actualizará nuestro ADN. Déjate llevar. Súbete al carrusel. Recuerda: elegiste estar aquí. Llega la utopía, la libertad, la independencia, la alegría, el Amor. Desestructura de lo estructurado. Disfruta.

No hay marcha atrás. Toca empezar a construir el nuevo mundo. El que no haya llegado a la cita ya va tarde. Se acabó la época del juicio. No líderes. No jueces. NO políticos. No dogmas. No directrices. Era de la libre elección y de combatir a quien intente condicionar o limitar mi libertad mediante el abuso o la fuerza. Flexibilidad mental. Abrirse a nuevos planteamientos. La esclavitud será abolida. La Verdad será revelada. Y hará libre a la nueva generación humana.

«Todo mandato ha caducado. Todo contrato.

Eres Libre.

Participas de una danza maravillosa en una sincronía perfecta»

Mercurio en Capricornio

El Sol Mercurio también estará a 0 grados en Capricornio este día. Mercurio es el mensajero. Es el conocimiento, la sabiduría, Hermes Trismegisto, Tot. Representa los nuevos conocimientos que vamos a empezar a estructurar. Lo vamos a hacer de otra manera. Sin división. Sin fronteras. Tendremos pasaporte universal. Habrá una conexión multigaláctica, multiuniversal.

El Sol Urano estará a 6 grados en Tauro. Urano es el regente de Acuario, que aporta más desapego, más libertad de pensamiento, más individualidad, aunque más insertada en una colectividad.

Plutón va a seguir en Capricornio hasta 2024. Seguirán los cambios drásticos en lo material. Las instituciones caerán. La economía y el trabajo cambiarán. Sucumbirá, por fin, la política.

Luna y Neptuno en conjunción: Amor universal

La Luna y Neptuno, regente de Piscis, van a estar en conjunción. Amor universal. La gran Madre abraza e insta al abrazo amoroso entre todos sus hijos. Todos somos UNO. Uno en el Amor Infinito, la Tierra, el Universo. Abre tu puerta a lo nuevo. Ya está aquí. Acaba de soltar. Da de baja al automatismo de la mente, a las viejas creencias y dogmas que aún retengas. Date permiso para reiniciar. Estás preparado. El camino de la conciencia, del Ser, es individual. Adelante.

Ya no debes, ya no tienes que hacer nada. Sólo tienes que SER. Descubrir, conocer, entender el diamante que eres. La magia de la vida. Transición al cambio de consciencia. Buscadores de la Verdad Absoluta. Sed de conocimientos. Deseo auténtico de Libertad. Aquí, ahora. Sin esperas. Es posible. Espiritualidad auténtica.

Lo importante es estar en paz. Pase lo que pase. Lo importante es saber quién eres. Descubrirte. Lo importante es alcanzar ese estado de conciencia que consiste en necesitar-tener menos para ser más. Es un cambio de perspectiva. Se trata de soltar, soltar las ansias, la inquietud, las dudas, el deseo, el interés, el afán, el miedo, el apego.  Ir hacia menos materialidad para alcanzar más espiritualidad. Se trata de SER, sin más.

Más que nos pese a muchos de nosotros, y en especial a nuestras mentes, no hay nada absolutamente que entender, interpretar o dar sentido. Somos la misma libertad recreándose en sí misma. El gran Juego divino inaceptable por una mente en movimiento constantemente.

Qué dice la numerología

La suma de los números que conforman el día 21 de diciembre de 2020 es 10, que significa liderazgo, optimismo, confianza, independencia, poderes creativos, éxito, energía, originalidad, adaptabilidad, determinación e individualidad. El número diez es un número de precisión y perfección. Posee la fuerza de dos números, el 1 que representa el todo, y el 0, que es la nada.

«Todo universo emerge de la conjunción del Todo y la Nada»

Además, el número 10 reducido queda en 1: la unidad fundamental, el principio de todas las cosas. Todo número es siempre la repetición de la unidad fundamental. La unidad es indivisible. El uno significa lo sencillo que no se puede dividir. Es la mónada que forma una unidad con los demás números ya que está contenido en todos ellos. Es el primer número, el primer numero impar y el único número entero que está contenido en todos los demás, sean impares o pares.

«Es el principio de todo»

La unidad fundamental ha estado siempre presente en el origen de todas las civilizaciones. Todo lo fundamental siempre ha sido considerado por el hombre como único: el sol, el corazón, la piedra filosofal, etc. El uno es el padre de los números, la chispa divina de la creación que al desdoblarse produce el número binario.

El 1 en el Universo representa al Sol, en el zodíaco es Leo. Su metal es el oro. Y la nota musical es el DO.

Feliz Solsticio de diciembre 2020.

Maravilloso comienzo de Acuario.

Llegó la hora.

Más información:

Canales de FateMagician o Nelsy Michael, quien ha realizado una brillante entrevista al astrólogo Robert Martínez.

Pero, sin lugar a dudas, el canal que se lleva la palma es el del fotógrafo, Carlos Castro, que ha captado el gran momento:

Enhorabuena, Carlos. Y gracias por regalarnos esta maravilla.

error: El contenido está protegido.