Seleccionar página

Con fecha, 9 de marzo 2021, la Corte Penal Internacional, con sede en La Haya, ha emitido una carta de aceptación de la denuncia de «violación del Código de Nuremberg contra el gobierno de Israel», presentada con antelación por la asociación “Anshei Emet”, integrada por abogados, médicos, activistas públicos y ciudadanos israelíes, en general, que han optado por ejercer su derecho democrático a no recibir tratamiento médico experimental a través de la denominada vacuna conta el coronavirus.


La carta de aceptación de la Corte Penal Internacional está firmada por Mark Dillon

La denuncia presentada ante el Tribunal dice lo siguiente:

Nos dirigimos a ustedes en nombre de la asociación “Anshei Emet”, una asociación en proceso de constitución, cuyos miembros son abogados, médicos, activistas públicos y en general, que han optado por ejercer su derecho democrático a no recibir tratamiento médico experimental (Inmunización Corona), y quienes creen que se está ejerciendo una gran presión, dura e ilegal, en nombre del gobierno de Israel, miembros de la Knesset, ministros, altos representantes electos del público, líderes de la ciudad y más.

Principios básicos sobre el tema:

La vacuna Corona es un tratamiento médico, que sólo recientemente obtuvo la aprobación de la FDA en los Estados Unidos (sólo como parte de un procedimiento de emergencia), una aprobación que no es definitiva y con detalles de 22 efectos secundarios. Además, de todos los factores médicos se desprende que el sujeto de la influencia a largo plazo del tratamiento no ha sido probado científicamente (pruebas e investigación), y se desconoce el efecto a largo plazo y la seguridad del tratamiento en sus receptores. Es importante señalar que nunca hasta ahora se habían administrado inmunizaciones en todo el mundo mediante esta tecnología médica de introducir un m-ARN sintético en el cuerpo, y todas las inmunizaciones anteriores han funcionado de una manera totalmente diferente, introduciendo un virus o virus debilitado y estimulando naturalmente el sistema inmunológico contra él. Según lo detallado por un virólogo senior.

«Código de Nuremberg» –

Existe un código de ética médica, emitido en base a las leyes bajo las cuales los criminales nazis fueron juzgados por llevar a cabo experimentos médicos horribles durante la Segunda Guerra Mundial, conocido como los juicios de Nuremberg. El Código de Nuremberg formó entonces la base para la legislación de la Declaración de Helsinki, así como la base de la ley sobre los derechos del paciente en Israel. Tenemos la intención de presentar el detalle de cómo, en el Estado de Israel este año 2021, el Gobierno de Israel con sus ministros y miembros de la Knesset, líderes de la ciudad y otros altos funcionarios están violando el Código de Nuremberg de manera ilegal y descarada….

a) Consentimiento informado para participar en un experimento médico: el primer principio del Código de Nuremberg es la voluntad y el consentimiento informado de la persona para recibir tratamiento y participar en un experimento. Se supone que la persona tiene libertad activa de elección sin la intervención de una autoridad o persona que emplee la fuerza, el engaño, el fraude, la amenaza, la solicitación o cualquier otro tipo de vinculación o coerción. Cuando los jefes del Ministerio de Salud, así como el Primer Ministro presentaron la vacuna en Israel e iniciaron la vacunación de los residentes israelíes, no se informó a los vacunados que en la práctica estaban participando en un experimento médico y que se requiere su consentimiento para esto bajo el Código de Nuremberg, y solo cuando quedó claro que el Primer Ministro había firmado un acuerdo con la empresa Pfizer (el fabricante), fue publicado por primera vez y también declarado por el Primer Ministro que, de hecho, se trataba de experimentación médica, y esa era la esencia del trato. De hecho, se trata de un experimento médico genético en seres humanos, realizado sin consentimiento informado y bajo una grave y flagrante violación del Código de Nuremberg.

b) El acuerdo Bibi-Pfizer. Después del factum, quedó claro que el Primer Ministro de Israel firmó un acuerdo con la Compañía Pfizer (la empresa fabricante), en virtud del cual recibirá millones de dosis de este agente biológico experimental, y con preferencia a otros países, en compensación, los vacunados (residentes de Israel) servirán como “experimentadores” para la compañía farmacéutica. Se acordó que la compañía farmacéutica recibiría toda su información médica y personal secreta del pueblo israelí sin su conocimiento o consentimiento previo. Además, debemos declarar que hasta este momento, no se ha publicado el contenido del acuerdo relativo a la mayoría de los residentes del Estado de Israel, lo que debería ser de transparencia obligatoria según la ley. Es más, fue lanzado con un «apagón» / encubrimiento de mucha de la información incluida en este acuerdo. Hay que decir y recordar que no vivimos en un país bajo una dictadura, por lo que obviamente tal acuerdo debe estar sujeto a una total transparencia para el público en general.

c) Tratamientos alternativos. En cuanto al consentimiento informado para el tratamiento médico, y con base en los principios del Código de Nuremberg, existe la obligación de detallar y sugerir al paciente, varias alternativas de tratamiento, (como ivermectina o hidroxicloroquina), detallando también el proceso médico (y todo lo que está incluido), como pros y contras / beneficios y riesgos, existentes en cada tratamiento, para permitirle tomar una decisión personal inteligente sobre qué tratamiento prefiere. Como se dijo, esto debe hacerse sin ejercer presión y libremente, como una persona libre. A pesar de todo lo anterior, el Estado de Israel y el Ministerio de Salud no presentan a los ciudadanos israelíes las alternativas actualmente existentes para tratar la enfermedad de Corona, las cuales han demostrado ser efectivas con pocos efectos secundarios y no peligrosas. Solicitan y presionan a los ciudadanos (mientras violan descaradamente el proceso de consentimiento informado), ocultan información sobre las vacunas y crean una dura atmósfera de miedo y coacción.

d) Un cuarto principio es que el experimento se realizará para evitar sufrimientos o lesiones físicas. Se sabe que el tratamiento ha causado la muerte de muchas personas, lesiones y daños graves (incluidas discapacidad y parálisis) después de la administración de la vacuna. A pesar de este hecho, el gobierno no ordenó una investigación sobre el asunto. Curiosamente, el Ministerio de Salud admitió abiertamente que el 41% del personal policial, militar, educativo y médico que había sido vacunado sufrió graves efectos secundarios y puso en peligro su vida. También es sorprendente que no haya informes completos sobre el número de muertos o heridos, como cabría esperar en un proceso médico de este tipo en beneficio del público que participa en el experimento.

e) Un quinto principio establece que el experimento no debe llevarse a cabo cuando haya motivos para suponer que se producirá una muerte o una lesión. Sobre la violación de este principio, ver arriba. Como se señaló, con respecto a los datos sobre casos de muerte, los ciudadanos solo escuchamos el boca a boca en las redes sociales (de amigos, vecinos o familiares) y no en los medios de comunicación convencionales.

f) Un principio adicional es que el responsable del experimento será detenido en cualquier etapa si existe una razón razonable para suponer que causará lesiones, discapacidad o muerte al participante en el experimento. Ya se ha comprobado que muchas personas han muerto a causa de este tratamiento experimental, han resultado heridas, discapacitadas y paralizadas; sin embargo, el gobierno israelí continúa imponiendo este peligroso experimento a los ciudadanos israelíes.

A continuación se muestran algunos ejemplos (entre muchos otros) de violaciones del Código de Nuremberg (que se adjuntarán como Anexo 2 a esta carta).

Aplicar presión económica:

La Asociación de Fabricantes, respaldada por un dictamen legal, amenaza con enviar a cualquier empleado que no sea vacunado a una licencia sin goce de sueldo. El ministro de Salud, Yuli Edelstein, quiere promulgar una ley que evitará que personas no vacunadas ingresen a un lugar de trabajo. Se niega el derecho a la percepción del desempleo a todo aquel que se niegue a recibir la vacuna.


Ejercer presión social:

Una amenaza para impedir el acceso a entretenimiento, recreación y recepción de servicios comunitarios.
Artistas, líderes de opinión y representantes de la ciudadanía, que en cada rincón optan por propagarse, y de forma agresiva e insultante, incluso proponen castigos y sanciones. (Miembro de la Knesset Ayelet Shaked, miembro de la Knesset Smotrich, Ministro de Salud Edelstein, miembro de la Knesset Benet, presentadora del programa matutino Avri Gilad, cantante Yoram Gaon, Judy Nir Moses y otros). Los vehículos de servicio público, como autobuses, trenes, etc., instan a las personas a que lleguen para recibir las vacunas, se están llevando a cabo conversaciones agresivas y se entregan avisos de las compañías de seguros de salud, e incluso programan inmunizaciones sin los deseos o consentimiento de las aseguradoras, y más.

Incentivos para los vacunados:

Reciba una noche gratis en un hotel, días de vacaciones, etc., ofrecidos por los dueños de varios negocios a sus empleados. Descuentos en diversos establecimientos comerciales, privados y públicos, así como una tarjeta de beneficios promovida por el gobierno.

El Primer Ministro de Israel ha declarado en repetidas ocasiones que los ciudadanos de Israel están participando en este innovador experimento médico en beneficio de todos los ciudadanos del mundo, que por alguna razón no se apresuran a recibir el tratamiento médico antes mencionado, y lo esperan, observando para ver el experimento sobre el pueblo israelí. Lo mismo ocurre con el acuerdo firmado por el gobierno con la empresa Pfizer, oscurecido en muchos lugares, lo que genera dudas sobre los acuerdos celebrados por el gobierno con la empresa Pfizer.  

Se señala que los medios actualmente activados contra los ciudadanos israelíes, incluida la legislación propuesta contra cualquier persona que no haya sido vacunada, no solo contradicen el Código de Nuremberg y la autonomía del individuo sobre su cuerpo, sino también la legislación vigente en Israel, – incluida la Ley Básica sobre la Dignidad y Libertad de las Personas, la Ley de Libertad de Trabajo, la Ley de Derechos de los Pacientes, la Ley de Igualdad de Oportunidades en el Trabajo, la prohibición de la discriminación en productos, servicios y la ley de acceso al entretenimiento y lugares públicos, y otras leyes.

Por ello, y en vista de lo anterior, dirigimos a su señoría dos solicitudes principales:

1.- Interrumpir inmediatamente el experimento médico y la administración de vacunas a los ciudadanos israelíes. Encomendar al Gobierno que paralice todos los procedimientos legislativos que violen el principio del consentimiento informado de una persona para recibir el tratamiento médico descrito anteriormente, y que nieguen el estatus legal en Israel y en la democracia israelí, incluido el hecho de evitar legislar sobre el Pasaporte Verde, (pasaporte de vacunación), así como la prohibición de entregar los nombres de quienes no están vacunados a las autoridades locales o cualquier otra legislatura lesiva.

2.- Actuar con la mayor severidad contra cualquier entidad pública / comercial / profesional que viole las leyes estatales en materia de empleo u otros asuntos necesarios para prevenir la coacción, así como cualquier tipo de discriminación, contra quienes hayan elegido no recibir el tratamiento médico experimental mencionado anteriormente.

Le pedimos que señale que también se transmitirá una copia de este documento a los canales de medios informativos de todo el mundo, ya que la violación del Código de Nuremberg es relevante en todos los países del mundo libre .

Finalmente, se especifica que recientemente se tomó una decisión en el Parlamento Europeo el “27/1/21”, en la que se ordenó la no obligatoriedad de la vacuna Corona en ningún momento.  Por lo tanto, todo lo que sea bueno para los estados europeos avanzados es ciertamente bueno también para Israel.

Respetuosamente

Corte Penal Internacional (firmas)

Fuentes:

error: El contenido está protegido.