Seleccionar página

Enki y Nimusak crearon al primer humano terrestre, Adán, resultado de la combinación de los neandertales con la genética de los nibirianos, humanos y reptiles. Después, tomaron la genética de Adán y crearon la primera mujer terrestre. La llamaron Lilit. Adán y Lilit crecieron en la Tierra bajo la tutela de los nibirianos.

Enki decidió educarlos enseñándoles sobre Ciencia y Leyes universales. Pero su hermano, Enli,l no estuvo de acuerdo. Entendía que el conocimiento debían descubrirlo los humanos de la Tierra por su cuenta. Consideraba que para evolucionar espiritualmente las personas debían aprender por ellos mismos. 

La expulsión del paraíso

Los nibirianos estuvieron de parte de Enlil. Por tanto, decidieron que Adán y Lilit debían abandonar  ¿Elputodín? y vivir por su cuenta en otra área.

Enki y Nimusak crearon otros humanos en sus laboratorios. Los nibirianos llamaron a los humanos de la Tierra lulús, que significa: trabajador primitivo. A muchos de los lulús se les puso a trabajar en la extracción de oro en las minas. Con el tiempo, la atmósfera de NIbiru se restableció  y los lulús se pusieron a trabajar para ellos mismos. Se constituyeron en comunidades independientes. El desarrollo de los luls dependía de ellos mismos.

Los miembros de la Federación acordaron que muchos de los espíritus involucrados en la guerra intergaláctica entre los humanos y reptiles vinieran voluntariamente a la Tierra. Estos espíritus reencarnaron en los cuerpos de los humanos terrestres.  Se determinó que los espíritus de los luls no recordarían sus vidas anteriores. Esta era una forma de borrar el pasado y empezar nuevamente.

Los espíritus que reencarnaban en los luls podían manifestar tanto las personalidades de los humanos intergalácticos como las de los reptiles. Los cuerpos de los luls poseían la genética de ambas razas del espacio. 

De acuerdo a la Federación, si los espíritus en la Tierra  podían manifestar ambas conciencias en un mismo planeta, haría más fácil su integración y el surgimiento de un nuevo tipo de conciencia. Esto ayudaría a la evolución espiritual.

Existían grupos de nibirianos que respetaban a los humanos terrestres y velaban por ellos. Eran los más evolucionados espiritualmente. Otros, por el contrario, querían aprovecharse de ellos y explotarlos en todos los sentidos. 

Los anunaki

En ciertas áreas de la Tierra, utilizaban a los lulus como esclavos y manipulaban su conciencia convenciéndolos de que los nibirianos y reptiles eran dioses. Los humanos empezaron a referirse a ellos como anunnakis, que significa: los dioses que del cielo a la Tierra bajaron.

Entre los nibirianos existía conflicto con relación a los lulus. Estaban divididos entre los que querían manipularlos y los que buscaban su evolución espiritual.

El tiempo en la Tierra y en NIbiru  corre de manera diferente. Lo que en la Tierra son 3.600 años en NIbiru es uno. La constitución física y el metabolismo de los anunaki también son diferentes a la de los humanos. Los nibirianos pueden vivir miles de años en la Tierra sin envejecer. Eso les ayudó a crear la fama de ser dioses inmortales.

Hace unos 60.000 años, Enki estaba a cargo de la Tierra. Entonces invitó a distintas razas humanas del Universo a establecerse en la Tierra. Muchas razas de distintos planetas y constelaciones respondieron al llamado y vinieron. Provenían, sobre todo, de Lira, Pléyades, Sirio y Andrómeda.  Poco tiempo después, las colonias humanas extraterrestres en la Tierra entraron en conflicto con algunos de nibirianos. Se creó una guerra tras la cual los extraterrestres fueron obligados a marcharse. Los que se quedaron se mezclaron con los lulus. Así se creó la diversidad racial entre humanos de la Tierra y etes.

Lemuria y Atlántida

Antes de esto, todos los lulus pertenecían a la misma raza. La Tierra se caracteriza por ser el único planeta donde conviven todas las razas humanas. En concreto, 16. Las sociedades de los lulus fueron desarrollándose hasta crear grandes civilizaciones. La primera fue Lemuria. Los lemurios vivían en la zona del Pacífico, estaban polarizados del lado femenino y su cultura giraba del lado de la evolución espiritual. Estaban organizados de forma comunal. En cierta forma, estaban alineados con los humanos extraterrestres.

La siguiente civilización humana fue Atlántida. Se encontraba en el área del océano Atlántico. Sus miembros estaban polarizados del lado masculino. Tenían conciencia reptil. Su sistema de gobierno era jerárquico y disponían de muchos recursos tecnológicos.

Las diferencias culturales entre Altántida y Lemuria fueron creadas a propósito por los nibirianos y los miembros de la Federación. El objetivo era emular las conciencias humanas y reptiles en el mismo planeta para lograr la integración. En principio, mantuvieron buenas relaciones. Los problemas empezaron cuando entra en escena el hijo de Enki, conocido como Marduck.

Espiritualmente, Marduck estaba polarizado del lado oscuro. Creció en NIbiru y, al igual que su padre, tenía genética tanto humana como reptil. Pero, no estaba de acuerdo con la creación de los lulus y era partidario de acabar con ellos para que los reptiles volvieran a tomar el control de la Tierra.

Marduck ideó un plan para cumplir sus metas. Primero, se ganó la confianza de los líderes de Atlántida. Convenció a sus gobernantes para conquistar a los demás países y así tener la gloria de ser el país que gobernara el mundo. Pretendía secretamente crear guerras entre las sociedades de los luls para que se destruyeran unas a otras. Tal y como sucede en los tiempos actuales. Y de esa forma, los reptiles volverían a tener el control de la Tierra.

Para garantizar una mayor destrucción, Marduck regaló tecnología militar a los atlantes a sabiendas de que sus gobernantes iban a abusar de ellas. En poco tiempo, Atlántida se convirtió en una sociedad tecnológica. Los lemurios, por ser una cultura espiritual, mostraron su desacuerdo contra la deriva que estaba tomando Atlántida. Con Marduck instigando a los líderes atlántidos a crear guerras contra Lemuria, no tardó mucho tiempo en que surgieran conflictos entre ambos. Hasta que, al final, los Atlántidos decidieron destruir Lemuria.

El fin de Lemuria

Por aquel tiempo, hace unos 25.000 años, había dos lunas que giraban alrededor del mundo. Los atlánticos bombardearon una de las lunas convirtiéndola en pedazos, que impulsaron sobre Lemuria. Esto  provocó su aniquilación. Un grupo de lemurios logró sobrevivir refugiándose en el interior de la Tierra, donde aún viven.  Con Lemuria destruida, los atlántidos se dieron a la tarea de conquistar el resto del mundo. Esta fue una época de continuas guerras, donde las distintas civilizaciones de la Tierra resistían como podían el imperialismo de Atlántida. Cuando los países se oponían a su control, utilizaban cometas del espacio y los golpeaban contra los lugares de resistencia. Entre los atlántidos existía grupos de resistencia contra esta deriva imperialista y violenta, que estaban a favor de la evolución espiritual. Muchos de ellos abandonaron Atlántida y se dispersaron por distintas partes del mundo.

El fin de Atlántida

En un momento dado, para acabar con este movimiento interno de resistencia, los líderes atlántidos decidieron lanzar un cometa contra la zona que hoy se conoce como Europa, donde se habían refugiado los resistentes. Entonces, los nibirianos decidieron intervenir y desviar la órbita del cometa para que impactara contra Atlántida, que quedó destruida por completo.

El diluvio universal bíblico

Tras esta destrucción, Marduck comprendió que sus planes de destruir a los lulus habían fracasado. Entonces, ideó otro plan para destruir a la Humanidad. Junto a sus secuaces, hicieron que colapsara el firmamento que cubría la Tierra. Como resultado, hubo lluvias intensas sin parar en el mundo entero durante más de un mes. Las inundaciones ocuparon los continentes acabando con las civilizaciones de la Tierra.  Sólo pequeños grupos de humanos lograron sobrevivir a la catástrofe. Este acontecimiento es lo que se conoce en la Biblia como Diluvio universal.

La destrucción del firmamento creó muchos cambios en el Planeta. División de los continentes por los océanos. Antes del diluvio, había más tierra firme que mares. Desde entonces, la mayor parte de la Tierra es agua. Las ruinas de Lemuria y Atlántida se encuentran sepultadas debajo de los océanos Pacífico y Atlántico. Los sobrevivientes del diluvio perdieron su tecnología y volvieron a la época de recolectores y cazadores. Se reorganizaron en tribus.  

Sumeria, Babilonia y Egipto

Varios siglos después, los nibirianos decidieron reconstruir las civilizaciones de los lulus en la Tierra con los humanos sobrevivientes. La primera civilización en resurgir fue el imperio sumerio. Muchas de las civilizaciones antiguas, como Egipto, Libia y Maya, ya existían antes del diluvio. Las historias de Lemuria y Atlántida constituyen muchas de las historias relatadas en la escrituras antiguas. Tiempo después de la reconstrucción, Marduck decidió volver a la Tierra para continuar con sus planes. Se estableció en la zona de Oriente Medio, donde fundó la ciudad de Babilonia y creó el culto a la serpiente. Los reptiles eran sus dioses.

La Torre de Babel

Lejos de la vigilancia de Enki y Enlil,  el primer paso de Marduck fue crear una base militar. Utilizó a los humanos del área para construir la Torre de Babel. Su plan era esta vez utilizar a los lulus contra los nibirianos y expulsarlos del planeta. Pretendía conquistar el mundo para después invadir y destruir la constelación de Pléyades, un centro importante militar que los humanos del espacio utilizaban para resistir la ofensiva de los reptiles. Con las Pléyades fuera de juego, podría conquistar la Vía Láctea a beneficio de los reptiles.

Tan pronto como los nibirianos conocieron la existencia de la Torre de Babel ordenaron detener su construcción.   Bombardearon la torre dejándola en ruinas. Los nibirianos tomaron medidas para que Marduck no pudiera nunca más utilizar a los lulus en contra de ellos. Encargaron a Enki que creara distintos idiomas para las civilizaciones humanas. La diversidad lingüística dificultaría la comunicación entre los lulus y de esa forma Marduck no podría volver a organizarlos en contra de ellos. Antes de este acontecimiento, la mayoría de los humanos en la Tierra hablaban el mismo idioma. Después de la destrucción de Babel, no se escuchó hablar de Marduck durante un buen tiempo. Este fue un periodo de armonía que permitió el desarrollo de las civilizaciones humanas de la Tierra. Los nibirianos comprendieron que los lulus estaban listos para gobernarse ellos mismos. En este periodo se fundaron los calendarios de las culturas antiguas.

Expulsión de los nibirianos

Tiempo después, Marduck reaparece con otra de sus artimañas. Esta vez, ayudado por los reptiles, armó un ejército con el cual le declaró la guerra a los nibirianos. Ambos grupos pelearon una fuerte batalla, quedando Marduck como victorioso. Los nibirianos fueron expulsados del planeta quedando los lulus expuestos al control de Marduck y los reptiles. Ocurrió hace unos 5.000 años.

Marduck toma el control de la Tierra

Marduck se nombró gobernante supremo de la Tierra. Este fue el inicio de una nueva era de manipulación en contra de los lulus. Vuelve a utilizarse el término “dioses anunaki” para referirse, ahora, en concreto, a la familia de Marduck, que eran seres híbridos humanos y reptiles procedentes del planeta NIbiru.

Los anunaki decidieron cambiar abruptamente la cultura de los lulus, en beneficio de ellos y los reptiles. Alteraron los libros históricos, tergiversando la verdadera historia de la Tierra. Las historias de los nibirianos las convirtieron en mitos y leyendas. A muchos de los nibirianos expulsados los convirtieron en dioses para que se les rindiera culto.

Así los lulus no conocerían las verdaderas razones por las cuales los nibirianos vinieron a nuestro planeta. El control de los anunaki abrió paso para que seres extraterrestres polarizados del lado negativo vinieran a la Tierra a jugar a ser dioses con los humanos.  Estos seres son en su mayoría reptiles miembros de la Alianza provenientes de las constelaciones de Orión y Draco.

Muchos de estos grupos vinieron con sus propias agendas para manipular a la Humanidad. En esta época proliferaron en todo el mundo  las religiones, en las que se rinde culto a los reptiles. Los símbolos principales de esta religión son la serpiente entrelazada y el ojo dentro de la pirámide.

En la antigüedad se conocía a los reptiles como demonios. Las ciudades subterráneas donde vivían se conocína como infierno.

Las formas comunales de gobierno de los lulus se transformaron en estructuras jerárquicas. Alrededor de toda la Tierra se establecieron las formas de organización de las serpientes. Las sociedades polarizadas del lado femenino se alteraron del lado masculino. Las civilizaciones donde los puestos de liderato eran ocupados por mujeres fueron desmanteladas.   Las posiciones de poder pasaron estrictamente a los hombres.

Una de las razones por las que se estableció un sistema jerárquico patriarcal es para crear un ambiente de violencia y odio. Los reptiles entendían que una sociedad que sólo manifiesta el lado masculino es más fácil de manipular para crear guerras y conflictos. Muchos de los draconios y reptiles que vinieron a la Tierra son algunos de los señores de la Oscuridad que se alimentan de la energía negativa del miedo y del odio. Los reptiles aislaron nuestro planeta del resto del Universo. Muchos de los seres del espacio perdieron contacto con la Tierra. Los reptiles provocaron que los humanos terrestres sólo tuvieran contacto con las energías negativas.

Para contrarrestar las manipulaciones reptiles, la Federación y otros grupos positivos enviaron a la Tierra espíritus que reencarnaron entre los humanos con la misión de mejorar la conciencia de la humanidad. Normalmente, predicaban la paz y el amor y la compasión en lugares donde la guerra y el odio estaban a la orden del día.

El control del planeta por parte de los reptiles empezó en Babilonia. Las familias que gobernaban Babilonia en nombre de los reptiles son conocidas como Illuminati. Los reptiles utilizan los cuerpos humanos de las familias Illuminati como un medio para manifestarse desde otras dimensiones hasta la tercera dimensión. Luego, buscan situarse en posiciones de poder en la sociedad para crear manipulaciones secretas en beneficio de las agendas reptilianas.  

Las familias iluminatis se movieron desde Babilonia a otros centros de poder en la Tierra. El culto a la serpiente movió su centro de operaciones desde Babilonia hacia Egipto. En este país se conocía a Marduck con el nombre de Ra.

Hace, aproximadamente, 2.500 años, los iluminatis se desplazaron de Egipto hacia  Roma. En esta época, Marduck decidió organizar un ejército para intentar una nueva invasión de NIbiru. Finalmente, tras una fuerte guerra, consiguió vencer y expulsar a Anu, convirtiéndose en comandante supremo de dicho planeta. Desde este momento, Marduck se proclamó como el Dios supremo de la Tierra y se las ingenió para que todas las religiones le rindieran culto.

Continuará……..

error: El contenido está protegido.