Seleccionar página

 

Mala praxis planificada en hospitales y clínicas 

La Verdad emerge de entre un lodazal de mentiras

La Luz se abre paso entre las tinieblas 

 

El plan desde el minuto 1: 

El Covid usurpa el lugar de la gripe y se impone un  protocolo premeditamente inadecuado por parte de la Organización Mundial de la Salud. Mata el tratamiento o la desatención, no la enfermedad. Se prohíben tratamientos cuya eficacia está demostrada antes y después de este evento. Con la excusa de la «sanidad de guerra», se agrava al máximo el estado de los pacientes antes de aplicar soluciones que, en  en definitiva, les conducen a la muerte: no se suministran antiinflamatorios inicialmente; se devuelven enfermos a las residencias de mayores argumentando un colapso irreal de los centros hospitalarios y allí se les encierra y se les seda hasta la muerte; se utilizan respiradores con enfermos afectados por trombosis; se alarma a la población, el miedo se convierte en la nueva peste del siglo XXI. 

A cambio de suculentas gratificaciones monetarias, publicadas en boletines oficiales de todo el mundo, se alteran miles de certificados de defunción. Todo es Cd 18+1. Desaparecen los millones de muertes en el mundo por cáncer, fallos cardíacos, pulmonares, multiorgánicos, suicidios, accidentes laborales y de tráfico, etc, etc, etc. La muerte se ha convertido en plandemia. 

Se difunden todo tipo de bulos y argumentos rocambolescos sobre murciélagos, monos, pangolines, conspiraciones. Cuanta más información mayor desinformación. Los medios masivos oficiales de manipulación son los nuevos púlpitos. Los «supuestos periodistas» son ahora los grandes predicadores  de la mentira oficial, los nuevos sacerdotes, obispos, imanes, mercenarios del viejo poder que desde hace milenios reinó en la Tierra. Pero, su fin es llegado. 

En el ámbito judicial, en paralelo, se prohíben las autopsias, se incineran los cadáveres.  Se ordena hacer desaparecer las pruebas y el escenario del crimen. Como en el 11 M. Como en el 11 S, del que mañana, precisamente, se cumplen dos décadas. Sin embargo, la Verdad de aquellos viles asesinatos, como del actual genocidio, sale a la luz por doquier, emerge como hemorragia incontenible que desangra al Minotauro,  herido de muerte ya. 

La LUZ ha vencido. Empieza a amanecer. Gracias por acompañarnos en este proceloso camino.   

 

*Y gracias especiales a guerreros de la Luz que nos han descubierto el plan desde el minuto – 1. En nuestro canal de Telegram tenéis el vídeo donde se explica. Saludos. 

 

 

 

 

 

error: El contenido está protegido.