Seleccionar página

Reflexiones de Morfeo de Gea y otros miembros de DDLA

 

Desde tiempos inmemoriales, desde que la humanidad recibió el conocimiento desde las estrellas, éste fue guardado por determinadas escuelas de pensadores, formadas por aquellos que tuvieron el valor de accionar y superarse a sí mismos, sujetos que no temieron enfrentar sus propios demonios y aceptar sus errores, que no temieron perdonarse y pedir perdón, que no siguieron a sus ángeles como salvadores, porque descubrieron que no hay nada que salvar porque nada es real. Este conocimiento esotérico escondía una verdad, una verdad tan fuerte que pocos la aceptarían y muchos enloquecerían al no poder decodificar la información, pues ellos sabían que toda la realidad subjetiva que conocían era nada más que un sueño, un sueño que soñamos durante nueve meses en el útero materno esperando nacer, un sueño que no es una metáfora, realmente usted aún está en el útero de su madre soñando que existe.

Mientras usted sufre, ríe, llora, se apena o desespera por esto o aquello, peleando, discutiendo, defendiendo ideales, pensamiento y posturas particulares, la vida real se desarrolla en otro espacio matricial fuera del útero, esperando que usted nazca a la vida. Quizás su madre lo sienta moverse al patear su vientre en cada batalla emocional que usted tenga, en cada enfado, miedo, alegría o tristeza que su corazón sienta, quizás nada de lo que crea que es su existencia sea más que el proceso donde se graban las runas de los patrones básicos que tendrá luego de nacer, grabando su propia plantilla de existencia con cada ecuación de elección que se le presente, quizás en ese sueño de nueve meses que para usted es una vida, solo sueñe sus designios futuros o lo que fue o será una de sus existencias, soñando uno de los 49 avatares de su SER esperando su turno en la trama sagrada.  

Piénselo, todas las filosofías dicen que la existencia es un sueño, que es mente, que es ilusoria, que es un holograma, que no es real. Ese bebé creciendo y desarrollándose sueña su vida, sueña que existe y sueña que sueña hasta el momento que le toque nacer y vivir la vida que durante nueve meses soñó. Intente soñar una existencia plena para que su vida real sea un paraíso de felicidad y amor y no un infierno de sufrimiento y dolor. 

Un buen día me paré en medio del camino, cansado de viajar en un oscuro vagón sin poder ver la salida. Me bajé y me dije: “Aquí me hallo pero… ¿dónde es aquí?”

Entonces sentí la necesidad de ir comprendiendo la realidad, empezando por esta máquina humana, y luego, ayudado por las señales en el camino, ver quiénes son los amos del mundo que ejercen el control total para ir conociendo al enemigo, pero sin perder de vista que solo percibo la rama del árbol y que necesito de un arma secreta que me ayude a salir de esta dualidad, de la tercera energía que me permita asaltar los centros de control y, rompiendo los esquemas, tener acceso al Árbol de la Vida.

Sin embargo, no debo caer en el gran error de creer que el verdadero enemigo está fuera, debo aprender el secreto de las octavas para enfrentar al monstruo de cuatro cabezas que me vigila, ir corrigiendo conceptos, pero, sobre todo, tomar el control del programa ego que me mantiene prisionero de la ilusión.

Para ello tendré que abordar el primer acto consciente si quiero encontrar la verdad, tendré que descubrir quién es quién, aunque parezca simple y complicado a la vez. Y observando mis luces y sombras obtener mis sueños develados, distinguiendo cerebro y mente, y comprendiendo que el mal y el miedo forman parte de esta realidad holocuántica.

Habré de estar prevenido de la existencia de grises y reptilianos, y también de los hijos de las sombras que motivó el error que no lo fue, pues será la única manera de ir destruyendo mentiras y creando el centro de gravedad generador de la nueva Matrix. Una Matrix que será porque el futuro existe y ya pasó, porque percibo los efluvios de recuerdos del futuro, donde todo forma parte de la trama sagrada en la que participa El SER, que, consciente de su Cosmogénesis, accede a formar parte de la alquimia sagrada en un universo donde La Magia hace la diferencia.

Seremos testigos y protagonistas de Un Nuevo Amanecer, donde habremos aprendido a destilar las exo y endo energías en el mundo real, donde la oscuridad ya no forme parte de lo incomprensible, pues en el fondo nada es lo que parece. Un nuevo mundo más justo y verdadero donde jerarquías y consciencia habrán dado una vuelta de tuercay donde ocupará el lugar que debe el sujeto y objeto, pues será construyendo espíritus donde encontraremos las preguntas y respuestas.

Y en medio de todo, El Dragón, que será conocido en la otra historia, pues dentro de matrix aún están pendientes ciertas revelaciones que forman parte de la trialidad y de los Mundos Superiores. Aunque dicho a calzón quitado, su presencia fue el punto de partida que posibilitó la creciente consciencia colectiva en el gran escenario de la Cábala, Hiperbórea y el Dragón, dando lugar a algunos… últimos informes.

Asistimos a la autopsia de un oscuro, conocemos la naturaleza de la misión, paseamos con los siete hombres y, a pesar de la incomprensión, también lo hacemos con los siete demiurgos para conocer sus protecciones. Es todo un viaje en el tiempo desde la influencia de los patrones básicos, pasando por la fascinación, y valiéndonos de unchoque consciente enfrentarnos cara a cara con ese enemigo mío, para poder calibrarlos TFL y volver a la Octava original, a la Línea 42, donde un nuevo arquetipo espiritualnos libere de la prisión elevándonos sutiles en el Éter con el simple poder de nuestra voluntad.

Para ello, hay que darse cuenta que todo forma parte de la película NELQP, en la que la vida consciente encuentra su pertenencia y consigue accionar trascendiendo laegonomía… Es como pasar a través de el espejo, comprobando que estábamos en el laberinto y que no hay en verdad Arcontes que impidan que la masa crítica se desencadene haciendo eclosionar una Terra Nova, pues todo es cuestión de consciencia, de energías, de responsabilidad. Y que la Superlatividad siempre había contemplando la Unificación, para que el hijo pródigo pueda soltar sus alforjas ayudado de Guías y Protectores.

Puede que todo esto no sea más que un sueño propio del mismo Morfeo, o puede que esta existencia sea el verdadero sueño, pues detrás de lo aparente nada es lo que parece. De cualquier manera, no me crean, no crean nada de lo que digo, investiguen y créanse a ustedes mismos.

Ángel Hidalgo

Nota del Administrador

Recomiendo la lectura de cada una de las 97 referencias de este artículo, sino se perderá la magia de este viaje por DDLA

Una cosa es tener un desarrollado intelecto, que ha leído mucho y cree saber de todo, y otra cosa es el desarrollo de la consciencia a través de la experiencia, la integración y la sabiduría. Una cosa es conocer de muchas cosas y otra muy distinta es saborear el alma de las cosas, sus profundidades, su esencia. Sin embargo esa esencia no es transmisible, debe ser captada por cada uno, debe ser encontrada por cada buscador. De nada sirve hablar y teorizar bonito sin haberse tomado la molestia del esfuerzo y del trabajo particular en uno mismo, para dejar de ser un teórico más y convertirnos en alguien consciente por méritos propios.

Es lícito y normal oír de todo en un mundo sobrecargado de información, saturado de noticias y diversificado en opinión, pero corremos el riesgo de ir corriendo de un lado a otro sin propósito ni dirección, de caer en la comodidad del consumismo de la información, donde nos dicen qué comprar, qué pensar, qué decir y qué hacer. Un ruido envolvente y cautivador que no deja escuchar lo que realmente merece la pena, aquello que se propicia cuando se hace el silencio interior y que proviene de tu esencia, de tu real Ser.

Primeramente haré una observación y una crítica al lector, no se puede pasar la existencia buscando, en algún momento tiene que encontrar y dejar de correr de un lado a otro como un verdadero idiota. Cuando se encuentra, sólo se avanza en lo encontrado. Por ejemplo, si encontró en el artículo Arcontes una explicación coherente que llenó su vacuidad, luego no puede ir corriendo tras cada teoría fantástica sobre los mismos que encuentra por ahí, y publicarla en su muro de “facedebobo” gritando eureka como Arquímedes cuando descubrió el principio de flotabilidad, tiene que ser coherente en pensamiento, palabra y obra hasta sus últimos días en esta existencia y dejar de ser un irresponsable de una vez por todas. Así que de ahora en más, la información será para encontradores, ese porcentaje mínimo de lectores que logró cambiar con trabajo y constancia, su sistema operativo a uno no conocido por el hombre. Los demás no pierdan tiempo leyendo este espacio, pues es energía perdida para nada. Aclarado esto, comencemos con lo que nos compete.

La muerte hace referencia a la partida de una parte de nosotros hacia otros espacios matriciales, siendo el fin de la existencia y el comienzo de la vida, pues la vida comienza siempre con una partida o viaje de fuera hacia dentro, volviendo al origen de su creación o huevo cósmico. En el momento de la desconexión, el cuerpo físico es desechado y los seis cuerpos restantes son proyectados junto con la esfera de consciencia a un plano o capa media de realidad virtual llamada ETD, en esta capa media virtual comienza un proceso de “depuración” y alquimia que culmina cinco estratos o niveles después. No explicaré ahora el largo viaje de depuración, sólo me centraré en el primer nivel del ETD, conocido también como “purgatorio”. 

En este nivel el sujeto se proyecta con la última imagen de su cuerpo físico registrada por la consciencia, esto quiere decir con la “edad cronológica lineal” que tenía al momento de su partida. A partir de ahí el cuerpo emocional o astral comenzará un proceso de “perdón retrospectivo”, donde irá cerrando octavas que no cerró en el EM4x4. Por cada depuración de perdón, rejuvenecerá “físicamente” hasta los años “lineales” que tenía en el momento de la octava que está depurando, y con cada depuración, rejuvenecerá más y más hasta llegar a su estado óptimo o estado óptimo superlativo (EOS) donde la consciencia se encontraba en un equilibrio perfecto entre lo interno y lo externo. Cada uno es diferente en ese estado óptimo superlativo, pudiendo ser cualquier edad la óptima según el sujeto. Con esto quiero decir que su EOS puede ser cualquier edad entre su primera infancia y su partida. Una vez terminada la depuración, cuyo tiempo depende de la expansión de conciencia que haya logrado en la existencia previa, el cuerpo emocional es dejado en el ETD y se proyectan los cinco restantes al siguiente nivel por el “túnel de proyección” conocido como túnel de luz (tema para otro artículo). Hasta aquí lo necesario a saber para comprender lo que viene a continuación. 

En el pasaje entre la vigilia y el onírico hay un estrato que por lo general es ignorado por la consciencia común o artificial, llamado “estrato metafísico” EMF (más allá de lo físico) que es utilizado como medio de entrenamiento supraconsciente.  Es un nivel entre lo onírico y la vigilia, donde la realidad es idéntica a la subjetiva, pero sus leyes pueden ser “violadas” para experimentar sensaciones físicas, emocionales e intelectuales, que no podríamos experimentar desde la vigilia completa por las limitaciones de la física y sus leyes. En ese estrato la proyección es igual a la desconexión, nos proyectamos con todos los cuerpos menos el físico, que lo suplanta en materialidad el emocional. Con esto quiero decir que tenemos un cuerpo físico como el actual pero con las características y propiedades del emocional o astral. Nuestra imagen proyectada será la del EOS acorde al entrenamiento que debamos hacer, o sea, que seremos “moldeados” según las necesidades del caso.

En ese estrato metafísico podemos experimentar por ejemplo qué se siente al atravesar un sólido, o que se siente al mover objetos desde la distancia, o que se siente al caer al vacío, morir, levitar o tener vista telescópica o microscópica. Podemos proyectar nuestra consciencia a un tercero, ser éste o aquel, y hasta proyectarnos a un sujeto en estado de vigilia y hablar, sentir y pensar desde su avatar. También podemos sentir dolor, placer, sufrimiento o alegría extrema como si estuviéramos en un estado de vigilia. Si nos golpeamos nos duele, si nos lastimamos sangramos, y si nos morimos…, bueno, en este caso despertamos, pero sentiremos antes todas las sensaciones de la agonía o de la desconexión del cuerpo físico. En este estrato es donde nos podemos encontrar con nuestro guía o con nuestro protector, pues estamos disociados de ellos mientras nos encontremos en el EMF, ya que no hay peligro alguno en este estado, pues es un escenario virtual para el caso. 

Como dato extra diré que la fragmentación de los yoes puede medirse en el onírico con la capacidad de leer un texto o la continuidad de un objeto siendo el mismo objeto, me explico, cuando la consciencia está fragmentada la proyección onírica también está fragmentada, pues son cientos de yoes los que proyectan, entonces un árbol es un árbol y al momento siguiente es otra cosa, pues es otro “yo” el que proyecta, igual pasa con los textos que cambian continuamente imposibilitando ser leídos, pues las letras y palabras “bailan” continuamente. Cuando la consciencia está unificada, la proyección va tomando cada vez mayor consistencia, facilitando la continuidad para que el escenario proyectado sea el mismo, así que podremos leer en el onírico igual que leemos en la vigilia, pues el texto no cambiará.  En el EMF esto no sucede, pues como la proyección es desde la esfera de consciencia unificada el escenario siempre es el mismo, siendo inmutable igual que en el estado de vigilia, a no ser que nosotros o nuestros “entrenadores” decidan que debe ser cambiado por necesidad. 

En este estrato metafísico es por donde podemos “manipular” nuestra vigilia, siendo una herramienta muy útil para nosotros sí sabemos cómo utilizarla, pero ahora no es tiempo para eso, sino para intentar lograr esa expansión y unificación que les permita tener acceso a este EMF aunque sea momentáneamente, y comprobar por experiencia propia que todo esto es real. 

Fuente: DDLA 

https://detrasdeloaparente.com/

error: El contenido está protegido.