Seleccionar página

Deja fluir cada día el río que hay en tí 

 

«Tú puedes fijar tu rumbo hacia la salud, el bienestar, el descubrimiento de tu verdadero yo, la resurrección de tu alma, descubrir quién eres en verdad; influir en los marcadores del proceso de envejecimiento a nivel celular.

Tú puedes reinventar tu cuerpo. Pero, antes, debes cambiar la percepción que tienes sobre tu cuerpo físico».

Tu cuerpo físico, material, no es ni físico ni material. Es un proceso, una actividad. Un verbo. No un sustantivo. Nuestros cuerpos están inexorablemente en el río del cambio, de la transformación. Ningún ser humano puede atravesar un mismo río dos veces o puede pasar dos veces por el mismo sitio. Como dijo Heráclito. De igual forma, tu verdadero yo no está en el mismo cuerpo dos veces. Porque en cada momento de tu vida estarás en esa corriente de constante cambia que es nuestro cuerpo físico.

A través de procesos como soñar, comer, dormir, ingerir, inspirar, pensamientos, sentimientos, recuerdos, imágenes, intuición, inspiración …. nuestros cuerpos están en constante transformación. De hecho el cuerpo físico cambia a cada minuto, segundo, instante……

Con cada exhalación, literalmente, estamos compartiendo íntimamente nuestros órganos con millones de seres. Este mismo momento, en tu cuerpo hay millones de átomos que en otro momento han estado en cualquier otro cuerpo de una especie del planeta.

Ningún átomo de tu cuerpo es original. Vinieron de diferentes estrellas. El carbón, el oxígeno, el hidrógeno que circulan por nuestros cuerpos no son entidades materiales, son procesos. Una vez que entiendas que tu cuerpo es un complejo proceso, estarás en el camino de poder reinventarlo a través de actividades que influyen decisivamente en este proceso.

Las actividades fundamentales a las que debes prestar atención son dormir, meditar, moverte, cultivar emociones positivas y practicar una dieta saludable.

Duerme bien y todo lo que puedas. Tu cuerpo se rejuvenece a través del sueño, se repara.

Medita, sus beneficios de forma diaria son incalculables.

Cuatro días de meditación provocan un aumento de la encima que controla la edad biológica en un cuarenta por ciento y el envejecimiento. No cambia la secuencia de nucleótidos. El genoma comienza a comportarse de manera diferentes. Activa los genes de la autoreparación.

La Inflamación y la homeostasis se relacionan con la autoreparación y los mecanismos de protección de nuestro cuerpo. Cuando los genes se regulan negativamente, aparece la inflamación para reparar lo que se empieza a deteriorar. ESTÁS cambiando la actividad de tus genes que controlan la edad de tus células.

Muévete: cuanto más te muevas, más saludable será tu cuerpo. Lo importante es mantenerse en movimiento.

Cultiva el Bienestar emocional, que está relacionado con tu sistema límbico. Cuando experimentamos felicidad, paz, compasión, empatía se produce la resonancia límbica. Las hormonas positivas y neuropéptidos que producimos, mejoran la autoreparación. El miedo, por el contrario, lleva a la disonancia límbica. Y así comienza la ruptura de la homeostasis.

Practica una dieta libre de comida refinada o alimentos procesados. Aceite de oliva, verduras.

Es así de simple.

Duerme, medita, muévete, disfruta emociones positivas y una dieta saludable. Ese es el plan, la fórmula. Despierta todos los días con una mente tranquila, con emociones de paz, alegría, amor, compasión, empatía y ecuanimidad. Experimenta la ligereza del alma. En el centro de nuestro ser hay una inteligencia que está trabajando continuamente en estas actividades para que tu cuerpo sea la mejor expresión de sí mismo y de tí mismo.

Tenemos aproximadamente 600 trillones de células en nuestro cuerpo, más que las estrellas de nuestra galaxia. Sólo el diez por ciento son seres humanos. Al resto lo llamamos microbiomas. La mayoría son bacterias, que trabajan unidas como un gran ecosistema.

Nuestros microbiomas y nuestros genes se regulan entre ellos. Es algo fascinante. Nuestro cuerpo es materia estelar que ha aprendido a regularse a sí misma, que ha logrado tener conciencia de si misma, se conoce a sí misma, evoluciona y, en su ocaso, regresa al campo de conciencia infinita.

Reinventar el cuerpo no es una posibilidad a futuro. NO. Es una posibilidad a momento presente.

Empieza ya. Es ahora.

 

Deepak Chopra

error: El contenido está protegido.