Seleccionar página

Después del eclipse de la Luna de sangre del 26 de mayo 2021, eclipse lunar en Sagitario que puso punto final definitivo a un largo ciclo cósmico, en los primeros días de junio, el cielo estará con mucha energía mutable (Géminis, Sagitario, Virgo, Piscis) para poder movernos, cambiar de dirección, observar y evolucionar hacia aquello que queremos crear en nuestras nuevas vidas. Al mismo tiempo, la cuadratura de Saturno en Acuario y Urano en Tauro se acerca a su máxima tensión. Ha sido abierto un nuevo portal de Energía para seguir avanzando en la transformación completa.

«El 10 de junio, viviremos un eclipse solar a 19 grados de Géminis, con la Luna Nueva en Sagitario, que va a impulsarnos a conectar con el siguiente paso, imprescindible para nuestra evolución».

El Sol, acercándose al nodo Norte en Géminis, aporta mucha energía. Para que mi mente sea más flexible. Para abrirnos a la transformación que estamos experimentando. Estamos deshaciéndonos de aquellos pensamientos que no nos sirven más. Mis pensamientos crean. Yo co-creo mi realidad. Tengo mente. Pero no soy mi mente. Tengo emociones. Pero, no soy esas emociones. Tengo este cuerpo, pero no soy este cuerpo.

«Soy un Ser espiritual teniendo esta experiencia.  Donde pongo el foco de atención ahí va mi creación y creo a través de mi pensamiento. Por tanto, mucha atención hacia lo que piensas, porque es lo que vas a crear».

Que en este momento haya tantos planetas en Géminis (Sol, Mercurio y Venus) crea una reverberancia, un cúmulo de pensamientos, desordenados, dispersos que nos pueden llevar al desorden. Incluso al caos. Por eso, hay que prestar atención. Párate. Analiza: ¿En qué estoy pensando durante todo el día? Todo lo que sea chatarra tiene que ser desechado. Hay mucho pensamiento que no sirve para nada, que sale de un patrón repetitivo, de tu inconsciente, y que te hace actuar automáticamente. Échalos. Déjalos pasar. No te dejes llevar. Expulsa cualquier pensamiento autodestructivo, de angustia, de miedo. Échalo de ti, antes de que te genere una emoción dañina. Este no es el momento más doloroso de tu vida.   

«Te encuentras es una encrucijada apasionante. En el cielo, hay un montón de pulsiones. También en tu cuerpo, en tu mente, en tu corazón».

«El Nodo Norte indica el propósito colectivo de la Humanidad. Déjate llevar. Vuélvete más liviano. Enfoca y filtra. Qué tienes que expulsar y qué retener para contribuir al logro de ese propósito colectivo y a tu misión individual».

Mercurio es Mente. Tu mente está más clara. Mercurio retrógrado te permite analizar, tomarte una pausa. Para evaluar. Para mesurar. Para equilibrar. Mercurio retrogradando no es malo. Es un kit-kat. Se ha tomado un tiempo para reflexionar. NO te apresures. NO firmes nada. Mercurio retrógrado te ofrece la oportunidad de liberarte de apegos, de cargas; de soltar lastre, miedos. Hasta el 23 de junio.

Saturno, desde el 23 de mayo, está retrogradando también. Saturno es la Ley, el supervisor, el que sienta las bases, los cimientos para crear la estructura en lo nuevo, en Acuario. Saturno es firmeza, tranquilidad, seguridad. No da pasos en falso.

Pero, crear estructura en lo nuevo, con Urano en Tauro,  es difícil. Urano es la revolución, la libertad, lo nuevo, sustentable para todos, para toda la Tierra. De una manera vanguardista.

En esta conversación entre Urano y Saturno parece no haber acuerdo por ahora. El supervisor dice a Urano: ¿qué vamos a hacer con esas libertades, cómo vas a estructurar la revolución, de qué se trata esto, va a ser un libertinaje?. Saturno, retrogradando, revisa más todavía. Por eso, la forja de la estructura se ralentiza. Hay que revisar un poco más.

Si Saturno está en Acuario, Acuario te pide la novedad, la libertad, que estructures de una manera más creativa. Acuario es Aire. Pide que te reestructures de una manera más liviana.  Nueva. Te pide que agarres nuevos caminos. Cambia tus ritos, tus costumbres, tu método. Es todo un desafío.

La cuadratura actual en el cielo genera tensión. Por una parte, Acuario y Urano reclaman libertad, desapego, cambio, sustentabilidad en la Tierra. Ya. Con urgencia. Saturno ralentiza el proceso, impone calma, espera, reflexión para conformar la estructura nueva. Además, toda esta energía geminiana mutable impulsa a limpiar, ordenar, agarrar, procesar.

El Sol, que en pocos días va a estar en conjunción con el nodo Norte de la Tierra en Géminis, nos va a permitir a todos conectar con el propósito. O, en el otro extremo, te sentirás totalmente perdida.

«El propósito, con este cielo, es descubrir que TODOS LOS DÍAS es un nuevo desafío. Y el nuevo desafío de estos primeros quince días de junio tiene que ver con incorporar nuevos pensamientos a nuestra mente, que nos marquen un nuevo camino para llegar a nuestra meta».

«El propósito tiene que ver con el camino evolutivo de la Humanidad, que se está produciendo en este preciso instante cósmico, junto a la aceleración del Tiempo y a la visualización de las líneas del tiempo».

Estamos decodificando, porque, con la entrada de Júpiter en Piscis, hemos conectado con lo simbólico, con la magia del cielo, con las runas, la astrología, los sueños, la magia… Intuyo mucho más. Canalizo. Medita más y encontrarás más respuestas. Canaliza la energía que eres. Recibirás aquello que está dentro de ti para crear en tu vida. Nadie más que vos está creando tu vida. No importa qué hay afuera. Cuanto más entiendas la supermegapotencia que sos, más podrás crear. Ilumina tu oscuridad. Pero, antes, tendrás que descubrir tus sombras. Para eso llega el eclipse del 10 junio.

La consciencia es información, información de quién soy.

Cada día de nuestras vidas es un nuevo encender la Luz, después de haberse apagado cada noche. Hay un trabajo que hacer, aunque incomode. Ir hacia adentro, revisar, verme, reunirte contigo, descubrir qué piensas, qué sientes, ….. ¿Es lo que quieres? ¿Te lleva hacia lo que deseas crear en tu vida? Si la respuesta es Si, adelante. Si es No, corrige o desecha todo lo que te sobre. Ilumínate e iluminarás al mundo.

Estamos cambiando a una velocidad inconmensurable. Lo sentirás en tu cuerpo físico. Mucho más desde que el 20 mayo entró el Sol en Géminis. Necesitas meditar más que nunca. Baja la frecuencia de tus pensamientos. Baja la ansiedad. Aquieta tu mente. Calma. Alinea tus chacras. Cierra los ojos y mira los colores de cada uno de los 7 chacras. Observa. Pon tu energía en limpiar y dispón tu canal central para recibir información. No crees automáticamente. Reposa. No juicio. Vibra alto. Sé feliz. Siente la alegría. Sentir el Amor que eres. No hay espacio para el miedo. Todo tu cuerpo está en expansión para ir a la conexión con el diamante que eres, con la matrix cuántica.

Estamos viviendo un momento único. Disfrútalo.

Gracias Millie Lay.

error: El contenido está protegido.