Seleccionar página

El 12 de febrero de 2021, empieza el año del buey de oro, un periodo marcado por el orden, la disciplina, el esfuerzo y la familia. El buey representa la prosperidad que se obtiene a partir del trabajo duro, la paciencia, la organización y la claridad en las metas. También se relaciona con la tranquilidad, la pasividad y la nobleza.

Los números de este año son el 1 y el 4, en todas sus combinaciones. Los colores identitarios serán blanco, amarillo y verde, gris y plata. El tulipán (gloria de la mañana o manto de María), la campanilla morada y la flor de melocotón son las flores de la suerte este año. Según los entendidos en astrología china, conviene evitar el 5 y el 6. Será un buen año para la agricultura, la industria, farmacia, mecánica, ingeniería y los bienes raíces. 

2021 tendrá mucho de continuidad. No se esperan grandes cambios. Pero, si es un buen momento para seguir avanzando en el proceso de “despertar”, tanto individual como colectivo, que inició mayoritariamente la Humanidad en 2020. Será una época de mayor orden y disciplina, valoración de las cosas y las personas esenciales en nuestra vida y consolidación del acercamiento a la familia.

El nuevo año es muy propicio para tomar las riendas, para hacerte cargo de tu propia existencia, y retirar delegaciones de responsabilidad en terceras personas, organizaciones o instituciones. Si quieres que algo cambie, sé tú parte del cambio. No esperes más a que el cambio venga de fuera, no esperes que alguien te diga que hacer. Asume el timón. El barco es tuyo. No dejes que ningún viento te arrastre donde tú no has decidido ir. Toma conciencia, y haz lo que tengas que hacer para llegar al puerto que tú decidas. Con voluntad, esfuerzo, firmeza, persistencia y entusiasmo lo conseguirás.

Al principio, el trabajo será arduo. Procura planear muy bien el viaje y llenar tus bodegas de lo esencial. Pero, deja una puerta abierta siempre a la improvisación. Rompe todos los contratos previos que puedan mantenerte atado a puerto alguno. Tu bandera es la libertad. Prepara todo lo que consideres necesario para zarpar. Una vez en alta mar, cada día tendrás que aprender. Acoge cada tormenta como una oportunidad. Agosto es un buen mes para partir. Disfruta del viaje.

error: El contenido está protegido.