Seleccionar página

Ya has encontrado TU camino. El mero hecho de querer encontrarlo es el comienzo del mismo. Esa energía, ese sentimiento de necesitar encontrar “algo más”, es lo que abre las puertas para entrar en este río.

El camino se hace al andar

¿Qué sentimiento de gozo te podría dar llegar a una meta sin haber pasado por la experiencia de conseguir llegar allí paso a paso? Un sentimiento de vacío insulso que volvería a generar dentro de ti la necesidad de ir y llegar a otra parte.

No caigas en la trampa de querer conseguir la experiencia de llegar a la meta porque la experiencia del camino es CAMINARLO, ese es el verdadero regalo. Es reconocerte en cada paso, sentirte agradecido por cada paso, no esperar llegar a ningún lugar en concreto, sino envolverte en el momento presente.

SENTIR NO ES A DONDE (lugar) LLEGAS CON TUS PIES, SINO COMO (estado del ser, sentir) LLEGAS

En este camino NO hay metas más allá de cada uno de los pasos que des y disfrutes. Sólo hay EXPANSIóN, avanzar sintiendo que avanzas. Escojas el camino que escojas, estará bien. Cada uno te brindará una serie de experiencias que tú mismo, desde otro nivel de energía, crees necesitar para tu aprendizaje, y esas serán las piedras que te encontrarás, lecciones que aprender. Todas están bien porque son tuyas y para ti. Hasta de la peor lección se pueden sacar grandes aprendizajes.

El que nunca camina por no saber a donde ir no da la orden al Universo para que ese camino se materialice, pero ese inicio de movimiento de la energía sólo lo puedes generar tú, y esto ocurre EN CADA PASO. El Universo te observa pacientemente como un mesero, esperando a que decidas qué plato te deben servir, y después te lo trae en una bandeja de plata PARA QUE DISFRUTES CADA BOCADO.

ENFOCATE en lo que SI quieres y NO derroches tu energía enfocándote en aquello que no deseas experimentar o que, simplemente, sientas que no es para ti, porque esa energía está ahí para quien la quiera coger. Aprende a discernir qué es para ti y qué no lo es, y coge sólo lo que sientas que te hace crecer y evolucionar.

Enfoca y actúa. Da el primer paso. Camina

Una meta es una expectativa de un deseo, de un pensamiento que proyecta tu consciencia al futuro, y aunque eso puede ser enfocar tu energía en algo que quieres experimentar, hasta que no lo sueltes y pongas tu consciencia en dar un paso hacia ese momento, y después el siguiente, no lo experimentarás. Así que camina. Camina y haz todo el bien que puedas por los demás. Minerales, flora, fauna y otras personas, TODOS ESTANOS CONECTADOS. Pero recuerda cuidar a la persona más importante de todas en tu mundo: TÚ MISMO.

Cuida lo más importante: Tú mismo

Cuida tus cuerpos: Físico, emocional, mental. Cuida lo que comes y mima tu cuerpo con descanso y también con ejercicio (el que sea que te guste.) Cuida lo que sientes y, cuando detectes que sientes algo que no te gusta, entra dentro de ese sentimiento y escucha el mensaje que ha venido a traerte para comprenderlo, aceptarlo e integrarlo. Riega las emociones que te hagan sentir bien, feliz, calmado… Cuida tu mente de que no coja demasiada inercia. La mente es una herramienta muy poderosa que nos controla si no somos nosotros los que la controlamos. No la niegues porque no podrás. Simplemente, proponle trabajar juntos, el uno con el otro y no uno con el otro.

Para acabar: TODOS SOMOS MAESTROS DE TODOS Y ALUMNOS DE TODOS. Un maestro que cree que ya no volverá a ser alumno, no es un maestro, es un alumno bastante ineficiente. Siempre que estés dispuesto a escuchar, serás alumno. Siempre que estés dispuesto a discernir y trabajar esa energía que te llega como información, serás maestro.

Namaste.

Adrián M.C. en respuesta a un comentario publicado tras la entrevista realizada por Rubén (El Sendero) a Alex Kroll:

Muy interesante. Gracias Rubén.

Página web de Alex Kroll: https://www.alex-kroll.com/

error: El contenido está protegido.