Seleccionar página

La ascensión a la quinta dimensión es un proceso evolutivo de la Tierra y la Humanidad que se logra por el aumento del nivel de conciencia a través del estudio, la investigación y aplicación de los conocimientos adquiridos. Cuando asciendes, tienes consciencia global. Es decir, conoces tu origen y tu destino y todas tus existencias. No hay olvido o borrado de tu memoria. En el año 2012, Dios dio el cierre final a la tercera dimensión terrestre. Desde entonces estamos en pausa, hasta 2026, en que alcanzaremos el siguiente nivel superior, u octava de frecuencia, sorteando la cuarta. Por eso se denomina también salto cuántico. Cada dimensión es un escalón del nivel evolutivo de la Humanidad. Por tanto, vivimos en la antesala a la 5D terrestre. La nueva raza humana que vivirá en esta dimensión se llamará raza solar o corali y tendrá dones y capacidades galáticas tras un periodo de adaptación o calibración.

Andrea Barnabé es un ser de luz cuya misión en la Tierra forma parte de un plantel de almas encarnadas con memoria abierta, para ayudar a la raza humana a pasar al siguiente escalón evolutivo. Según la información que facilita en los siguientes documentos videográficos, desde comienzos de septiembre 2020, la Humanidad se encuentra en la antesala a la 5D terrestre. La Tierra ya vibra a 71 herzios (Schumann). Mientras, muchísimos seres humanos están ya vibrando a 51 herzios, la frecuencia a partir de la cual se entra en la octava frecuencial siguiente a la 3D. Es decir, la Humanidad está calibrándose, o adaptándose, para pasar al siguiente nivel dimensional.

A continuación, pueden enlazar a la entrevista realizada en su canal por Naty Faviano, donde Andrea explica cómo se desarrolla este proceso y en qué fase estamos, exactamente.

error: El contenido está protegido.