Seleccionar página

Sobre la Iluminación del Espíritu

Extracto del artículo publicado por Morféo de Gea en El Diestro, el día 8 de abril de 2022

 

… Desde que el humano es humano, el conocimiento fue guardado por órdenes, logias, hermandades y sectas como las congregaciones religiosas (iglesias) sean las que sean. Este conocimiento fue expuesto a los neófitos, pues es ley que así sea, pero de forma que sólo aquellos que son iniciados puedan decodificar su contenido. Los textos sagrados de todas las religiones muestran este conocimiento, pero escondido en los metadatos de los relatos, parábolas e historias relatadas en los mismos, por consiguiente, todo estudio esotérico debe basarse en esos textos para decodificar este conocimiento oculto.

Nuestra civilización occidental tiene como uno de los tres grandes pilares religiosos a la secta católica apostólica romana, y ésta deviene de la secta judía. Para comprender esto es preciso primero conocer que todo conocimiento religioso tiene una base común, que son las culturas más antiguas conocidas de la historia de la humanidad, así que las religiones actuales son sólo “evoluciones” y “adaptaciones” de un paradigma de creencias más antiguo que nunca se abandonó, solamente se acomodó al paradigma social en curso adaptando los objetos a los sujetos.

No entraré ahora en detalles históricos o filosóficos al respecto, ya habrá oportunidad de hacerlo, pero quiero aclarar que, de ahora en más, tomaré como base muchas veces los relatos bíblicos del antiguo y nuevo testamento o de otros textos sagrados, pues son las mejores herramientas que tenemos por ahora, para decodificar el conocimiento oculto de la humanidad.

Lo primero que haremos en este comienzo, es dejar claro lo dicho en el artículo anterior, así que recordemos su último párrafo:

“…José/Jesús/Cristo era una trinidad formada por tres Seres que representaban tres jerarquías arquetípicas de la creación del sistema Rawak, la del Logos (Cristo), la del Demiurgo (Abraxas) y la del Humano representado por José. El Ser enlazado a José, era el representante arquetípico de la humanidad, y el representante del futuro paradigma de la Humanidad. Su nombre fue ocultado y manipulado para que ese paradigma de la Humanidad no fuera posible y perdurara el arquetipo de la humanidad, el humano. El Ser enlazado a José era Luzbel y es el verdadero nombre del liberador de la humanidad, el que entrega la Luz para que el humano abandone las tinieblas de la mente y se convierta en un Humano verdadero, libre y justo. Luzbel o Lucifer (Luxfero), el arquetipo espiritual del paradigma de la futura Humanidad…” LA CAJA

Más allá de las interpretaciones particulares que pueden ser infinitas, está la decodificación general que es finita y es la que contiene todas las demás, pues lo finito contiene a lo infinito por norma superlativa de la creación. A nivel del alma todo se manifiesta en triadas, pero más allá de ésta las cosas son distintas, pues el espíritu se encuentra fuera de la caja, por consiguiente, la trialidad es diferente que dentro de ella. En el universo del alma la trialidad del humano es representada por el paradigma del esenio Jesús el nazareno, y su doble naturaleza como hijo de dios e hijo del hombre (la dualidad de los opuestos). Esta dualidad pasa a ser trialidad desde la visión de fuera de la caja, siendo José/Jesús/Cristo una misma unidad que es develada solo a quienes llegan a los grados iniciáticos más elevados que pueden salirse de la caja, esta unidad es “Lucifer”, el portador de luz, manifestado por la triada esotérica Luzbel/Jesús/Cristo. Podemos reemplazar esta triada por sus componentes representativos quedando un conjunto más comprensible desde la información entregada en estos años en DDLA.

Esta triada es Humano/Demiurgo/Logos, pues Luzbel representa al Humano, Jesús al Demiurgo y Cristo al Logos, por consiguiente, como dicen los teoremas de Tales de Mileto, “si en un triángulo se traza una línea paralela a cualquiera de sus lados, se obtiene un triángulo que es semejante al triángulo dado… Esto implica que, si tres o más rectas paralelas son intersectadas cada una por dos transversales, los segmentos de las transversales determinados por las paralelas, son proporcionales.” Por consiguiente, tanto una triada como la otra, terminan siendo semejantes y proporcionales entre si, representando cada una un estado de consciencia desde el espíritu que enlaza con el Ser, o desde el alma que enlaza con el ego” …..

Iluminación

 

 

 

error: El contenido está protegido.