Seleccionar página

La Alianza por la Tierra ha necesitado más de medio siglo y sacrificar muchas vidas para empezar a obtener sus primeros frutos. Ha sufrido muchos golpes, pero cada uno de ellos sirvió para fortalecerla. Jugamos la partida crucial entre la esclavitud y la libertad. La Alianza ha hecho su parte, pero el jaque mate depende de cada uno de los seres humanos almados que viven en este momento sobre el planeta. La decisión es individual. La repercusión, colectiva.  

¿Tú, qué eliges: Amor o miedo?

Explica uno de los expertos en este tema, en español, el periodista Guillermo Cabrera, que, al principio, la Alianza estuvo conformada por más de ocho mil personas geniales que se aplicaron en llevar a cabo en la Tierra el plan divino para salvar a la Humanidad.

Durante este último tiempo de ejecución, los protagonistas han tenido que permanecer ocultos. Quien se exponía públicamente era eliminado de una u otra manera. El ejemplo más popular fue el de John F. Kennedy, quién osó retar al Estado profundo y, poco tiempo después, era asesinado.

Aquel fue un duro varapalo para la Alianza, al igual que la falsa bandera del 11S, otro momento crucial en que todo estaba preparado para dar un golpe definitivo a las fuerzas oscuras.  No ocurrió así, pero, ambas derrotas constituyeron un punto de inflexión que nos ha traído hasta esta fase final de la tercera guerra mundial. La batalla decisiva está en juego: la batalla por el control de la mente humana.

Los “orcos del pantano” van a intentar seguir sometiendo a la Humanidad con sus tácticas habituales: la mentira, el miedo y el sufrimiento. Todo tipo de falsas banderas son posibles.  Sin embargo, la Luz ya triunfó. La oscuridad está en retirada. El nuevo Sistema Financiero Cuántico QFS está activado desde el 1 de septiembre en toda la Tierra. No haya marcha atrás. Como no tiene marcha atrás el despertar masivo, a pesar de los intentos represivos e infiltraciones violentas que seguiremos recibiendo en los próximos meses.  

Jugamos la partida crucial entre el miedo y el amor, entre la esclavitud y la libertad. El jaque mate depende de cada uno de los seres humanos almados que viven en este momento sobre la Tierra. La decisión es individual. La repercusión, colectiva.   ¿Y Tú, qué eliges: Amor o miedo?

error: El contenido está protegido.