Seleccionar página

No hay marcha atrás, afirman los canalizadores. Todos los accidentes climáticos, geológicos, biológicos, geográficos y ecológicos que está experimentando la Tierra y la Humanidad conducen al nacimiento de la séptima raza humana, la Edad Dorada. Este proceso forma parte de la mecánica celeste y afecta a los  Multiuniversos.  

La conducta humana está experimentando el mayor proceso de transformación desde el surgimiento de la generación que está a punto de la extinción.  La Humanidad Dorada que habitará la Tierra durante la era de Acuario se regirá por nuevas reglas. Será el regreso a la Ley natural que rigió la existencia en el Edén terráqueo original. Básicamente, el comportamiento humano tendrá que sustentarse en la coherencia. Coherencia entre pensamiento-palabra-hechos. La esencia divina innata brillará, afirman los sabios.

En el momento actual, estamos en pleno parto. Lo demuestran las inundaciones, los fuegos, los volcanes en erupción, la supuesta pandemia, la limpieza de búnqueres; la  liberación de miles de niños y demás esclavos humanos enclaustrados en túneles; la detención y enjuiciamiento del Cabal.

A la sexta generación humana se le acaba el tiempo. Apenas le quedan cinco años para su reconversión. Cuando fue creada en un experimento genético, fruto de la fusión del ADN de los atlantes supervivientes y cuatro razas alienígenas, se le dio un mandato: Creced y multiplicáos. Y amáos los unos a los otros.

Por el contrario, no ha habido fraternidad.  Se ha dividido el planeta en países, fronteras, religiones, ideologías, culturas, sociedades. Se ha utilizado el dinero como moneda de extorsión, manipulación, chantaje, compra-venta, explotación, esclavitud, sometimiento. No se ha respetado la vida en la Tierra.  El odio, más que el amor; la dualidad, más que la unicidad, han regido las conductas.

El salto a la quinta dimensión está reservado para quienes han aprendido la lección y han cumplido la misión que se les encomendó, para la que vinieron a la Tierra cuando planearon encarnar.  La Humanidad Dorada estará formada por quienes han adquirido consciencia, capacidad de  conectar con frecuencias superiores.  

La Oscuridad no podía durar eternamente. Tenía plazo de caducidad. Demasiado tiempo ha triunfado. Durante milenios, ha causado guerras, conflictos, imperios, sangre derramada, miseria, pobreza, hambre, enfermedad. Su fin ha llegado.  Es la hora de volver al paraíso. Pero, antes, hay que merecerlo.  Recuerden vibrar en Amor y Paz. Sientan la Unicidad, el Todo inasequible del que formamos parte.

Universo Gesara les dará cuenta de todas las novedades del proceso, haciéndoles partícipes, si esa es su voluntad, en la co-creación de esa Humanidad Dorada.    Enhorabuena. Es tiempo de celebración. Y preparación.

error: El contenido está protegido.