Seleccionar página
La buena nueva cátara para 2021

La buena nueva cátara para 2021

En 2021, la Iglesia del Amor, de Jesús y María Magdalena, será proclamada. Acontecerá el regreso de los Hijos de la Luz a la Tierra. De nuevo, los Hombres buenos expandirán su semilla.

“Dentro de 700 años, el laurel reverdecerá” 

(Guillaume Bélibaste, último profeta cátaro, quemado en la hoguera por orden de la Inquisición en 1321)

El Catarismo

Según fuentes parciales, “los cátaros o albigenses fueron un grupo religioso que cobró gran importancia en algunas zonas de Europa entre los siglos X y XIII. Sus doctrinas fueron calificadas como heréticas por la Iglesia católica, que luchó por erradicarlas con instrumentos tan contundentes como la Santa Inquisición o las primeras cruzadas. Su recuerdo sigue vivo en las regiones del Languedoc (Francia) y en las leyendas sobre los conocimientos y tesoros que ocultaban, entre los que podría encontrarse el mismísimo Santo Grial”.

Según la tradición cátara, después de la Crucifixión de Jesús, María Magdalena, embarazada,  llegó al sur de Francia, tras una larga y peligrosa huida a través de tierra y mar. En su periplo, estuvo acompañada por María Salomé, María Jacobé, Sidonio, el hombre ciego a quien Jesús devolvió la visión; Maximino, uno de los 72 discípulos de Jesús; Marta y Lázaro, sus hermanos.

La madre de Jesús partió de Judea con el grupo, pero murió poco tiempo después de iniciar la travesía, durante una corta estancia en Efeso. Al arribar a la costa francesa, el grupo se separó. Marta partió en dirección oeste y se instaló en Tarascon. Magdalena se dirigió hacia el norte, y se refugió en una gruta de La Saint Baun, donde dio a luz a Sara, la hija de Jesús. Allí vivió hasta su muerte.  Su tumba es la tercera en importancia del cristianismo. Sara vivió en el pueblo cercano de Saint Marie de la Mer. Su descendencia entroncaría con la dinastía franco-alemana de los merovingios. Pero, ese será argumento para otra entrada en esta página.

El catarismo está unido a una teoría semioculta que niega la muerte de Jesucristo en la cruz. Según la misma, la intercesión ante Pilatos de José de Arimatea, comerciante de prestigio de origen esenio y pariente de María, hizo posible que su cuerpo fuera rescatado de la cruz antes de su muerte y, tras varios días de curación en el lugar que para la historia fue considerado su sepulcro, fue llevado de  incógnito a Cachemira, en la India, donde permaneció el resto de su vida. Hay escritos que documentan esta versión. Pero, esta historia será objeto de estudio en esta web en otro momento.

«El camino que muestra el catarismo actual existió mucho antes que cualquier doctrina religiosa o ideológica y pone su sello en todo el espacio fenomenológico de la cultura del Buen Universo. Como fundamento imperecedero del verdadero humanismo, desde siempre ha sido portador del fuego del amor sacrificial hacia el ser humano, del beneficio de una elevada ilustración y la rama de laurel de la unión de todos los pueblos en una sola familia. Como fuente primigenia de todas las luminosas escuelas espirituales y filantrópicas, se manifestó en la Tierra en forma del zoroastrismo original, el cristianismo original (en el que incluimos el maniqueísmo, los paulicianos, los bonshomes de Europa Occidental y la creencia de los teogamistas eslavos y cristoveres rusos), el orfismo en la religión olímpica de Grecia, la Cábala del judaísmo, el sufismo en el islam… Detrás de la tradición cátara actual se oye la voz conjunta de Rama, Krishna, Zoroastro, Buda, Cristo, Mani, Mahoma y otros miles de grandes y pequeños mensajeros de esta espiritualidad solar universal desconocidos, cuya misión no era ‘crear una religión’, sino devolver a la humanidad a la Edad de Oro».

(http://cataros.org)

Les bonns hommes o los hombres puros

Ahora, continuamos con la historia de María Magdalena y sus seguidores: “Les bonns hommes» o los «hombres puros», ampliamente expuesta en libros como: “La hoguera de Montsegur”, de Zoé Oldenbourg; “La epopeya cátara”, de Michel Roquebert; “Trilogía La Esperada”, de Catherine Magdoweal o “Los cátaros”, de Steven Aussi. “Los tesoros cátaros”, “La diosa en los evangelios” y “La mujer con el jarro de alabastro”, de Margaret Starbit, también lo documentan. “El legado de María Magdalena, de Laurence Gardner,  “María Magdalena, más allá del mito”, de Esther de Boer, “La Nueva Conciencia de María Magdalena”, de Adele Venneri, y “El secreto de los hombres buenos”, de Javier García Asquerda son algunas de las obras más recientes publicadas sobre el tema.

Por último, reseñaremos la publicaciones de Lynn Picknett: “María Magdalena, la diosa prohibida del Cristianismo”, de Megan Watterson: “María Magdalena revelada” y de Marisa Ventura: “Sola entre ellos”, un exhaustivo trabajo de la máxima experta en español. Mindalia TV ha emitido diversas entrevistas con esta autora en 2020 de enorme interés que invitamos a escuchar.

La Iglesia del Amor

La Iglesia que crearon Jesús y María Magdalena no tiene membresía. El que pertenece a ella lo sabe interiormente. No necesita de manifestaciones externas de fe inquebrantable, de ritos ancestrales o sumisión a persona o entidad superior. Los que están lo saben y no buscan enseñar ni adoctrinar. Sólo buscan Ser y enriquecerse con Ser. Viven en comunidad sincera espiritual, en común unión, en un entorno pacífico y de armonía . Cuidan de su prójimo. Consuelan al que lo necesita. Sin recompensas. Sólo obteniendo la inefable alegría de ser y amar, de ser mejores personas.

La Iglesia del Amor reconoce que toda la Humanidad es Una en sí misma. Es UNA con el Todo. NO hay barreras. No hay nacionalismos. No hay diferencias. Es la unión del divino masculino con el divino femenino. Cada uno dedicará su vida al Amor al Prójimo y al Cuidado del Planeta. Sus practicantes son demócratas, amantes de las libertades, de la igualdad y de la solidaridad absoluta. Son seres de elevados principios, iluminados o iniciados en la Iluminación espiritual. No se atienen a jerarquías. Porque Todos somos iguales. La comprensión, la compasión, la misericordia sustentan su templo. No juzgan. Llaman a tomar conciencia y consciencia.  

«La práctica del Catarismo del S. XXI nos propone la renovación práctica de la existencia a través del borrado de miles de quimeras que atormentan hoy en día al ser humano y guía hacia una vida clara, alegre y feliz. Es la hazaña de vivir con el corazón abierto y un único compromiso: usar exclusivamente el lenguaje de una Bondad inaudita y desconocida aún para el mundo.

“Buenos pensamientos, palabras y obras” son los únicos preceptos que nos conducen a la restauración personal, omnihumana y planetaria».

(Asociación del Estudio de la Cultura Cátara)

La profecía del laurel

El  laurel es el símbolo del amor sagrado, del triunfo, de la victoria y de la superación. La profecía del laurel indica el regreso de los hijos de la Luz a la Tierra, del despertar de la Humanidad, que se consuma ahora, en 2021, setecientos años después de  la muerte en la hoguera del último cátaro. Llegado el momento de la transmutación suprema, el último acto alquímico, se producirá la transformación de la conciencia del Ego al Todo, la elevación desde la individualidad hasta una consciencia humana.

“1321, Guillaume Bélibaste espera en las entrañas de El Muro de Carcasona la ejecución de su condena a muerte. Casi ochenta años después de la caída de Montsegur, desaparecidos en la hoguera los últimos templarios y cátaros, la Santa Inquisición es dueña y señora de las vidas de toda Occitania. Pero antes de morir, Guillaume nos lega el relato de su vida, en permanente huída y llena de revelaciones. Las llamas no destruirán sino que confirmarán la profecía del Laurel, cuya sombra planeará sobre los siglos venideros”.

(Jesús Ávila Granados. «La profecía del Laurel»

¿Por qué se ha intentado ocultar la evidencia que supuso la casi total exterminación de los «Cátaros» o «Els Bons Homes» o el motivo que más tarde supuso la disolución de la Orden de los Caballeros del Temple, cuyos miembros fueron perseguidos y quemados vivos en la hoguera? ¿Qué evidencia era tan grave para la Iglesia que haría temblar sus cimientos? ¿Por qué ha ocultado el verdadero mensaje de Jesús y María Magdalena, su discípula más amada y la heredera legítima de su legado?

José Luis Gutiérrez. «El Legado de María Magdalena»

Nada podrá evitar el regreso de los Hijos de la Luz

A sabiendas de la profecía cátara, del regreso inminente de los Hijos de la Luz, de la reapertura del tempo de la Iglesia universal del Amor, las fuerzas de la oscuridad nos han intentado convencer en 2020 (y lo han logrado con millones de personas) de que existe una pandemia y un virus mortal que nos va a aniquilar como especie. Han pretendido generar un estado de pánico mundial para frenar, en un intento desesperado, el despertar a la Nueva Consciencia de la Humanidad  y su apertura al Amor incondicional que se venía produciendo desde mediados del siglo XX.  

Lo venían intentando (con gran sufrimiento, violencia y muerte) desde mucho tiempo atrás. A través de sus guerras y revoluciones incesantes, sus simulacros terroristas, sus ataques de falsa bandera; mediante hambrunas, cataclismos artificiales, pestes, incendios, fumigaciones aéreas y envenenamientos alimenticios; con sus medicamentos, la fluoración del agua  y sus vacunas.

Sin embargo, el despertar es imparable. Seguirá adelante a ritmo aceleradamente creciente. De hecho, es inminente, según la profecía de Béllibaste. Precisamente, su actual ataque contra la Humanidad lo han activado en muchos que permanecían durmientes. Los confinamientos, la represión y las imposiciones de la élite perversa que ha dominado la Tierra durante milenios, y sus mercenarios en corporaciones, organizaciones mundiales, gobiernos, realeza, religiones y medios masivos de manipulación, han hecho reaccionar a millones de seres humanos ajenos ayer al amanecer de la Nueva Tierra.

Como proclamaron los cátaros durante siglos, el único camino es el de la transformación personal, en el que se avanza sumando,  de ser humano a ser humano, hasta el cambio del  colectivo Humanidad. El trabajo es individual, pero el apoyo mutuo ayuda decisivamente. Por eso es tan importante el reencuentro en el camino de vuelta a la Casa del Padre-Madre Dios.

El caos generado es la única pandemia y el miedo inoculado es el virus mortal para otros tantos millones de actuales pobladores del planeta que caerán en esta renovada batalla final entre el Bien y el mal.  Tal vez, las bajas no correspondan siquiera a almas, si no sólo a cuerpos desalmados, cascarones astrales desposeídos hace muchas vidas de su Esencia, del Ser verdadero que Somos, de la Chispa  Divina cocreadora.  

… «Por sus actos los conoceréis»…. por su capacidad de amar, de crear redes de afinidad y cooperación,  de liberar sus corazones del miedo; por su generosidad, por su altruismo, por su empatía y su alegría… por su iniciativa para crear el Cielo en la Tierra y para ascender a dimensiones superiores…..

Es la Nueva Era de Acuario que invita a transmutar de la oscuridad de Piscis al desvelamiento de toda la Verdad, la que nos hará Libres; al Apocalipsis, a la Revelación, a la  apertura del corazón para poder ser Todos en Uno y Uno en el Todo, vibrando en Amor incondicional.

Amén. Hecho está.

Fuentes:

https://www.durango-udala.net/portalDurango/RecursosWeb/DOCUMENTOS/1/1_1944_3.pdf

https://www.mindaliatelevision.com/18-05-20-la-profecia-catara-se-cumplira-en-2021-por-entrevista-a-marisa-ventura-2/

error: El contenido está protegido.