Seleccionar página
El momento es ahora

El momento es ahora

El momento es ahora. ¿Estás preparada?

Nos desconectaron de todo cuanto somos. De nuestra auténtica verdad, de nuestro origen, de la madre Tierra, de los ciclos naturales. Nos desconectaron de la esencia del material con el que fuimos creados, el amor verdadero. Y nos alejaron, como en un sueño, del potencial con el que fuimos dotados como seres.

Nos hicieron renunciar al contacto con el mundo natural de nuestros ancestros y nos incitaron a vivir confinados en ciudades monstruosas, para que no sintiéramos la tierra que nos acogió en este mundo y pudiéramos beber directamente el agua que Gaia nos regala. Para que no sintiéramos el viento limpio sobre nuestro rostro. Nos encerraron entre cemento gris y nos negaron los amaneceres y los ocasos, las caricias ardientes del Sol y el fresco aliento de la Luna. Y, a cambio, nos dieron las falsas luces de neón y las llamas ficticias de la luz de las farolas.

Nos desconectaron y lo seguirán haciendo, velando la originalidad y diversidad de las culturas y las expresiones ancestrales de los pueblos, en nombre de una globalización que nos roba la identidad, hasta reducirnos a meros comparsas. Todo perversamente urdido, con el objetivo de neutralizarnos y adormecernos.

Pensamos que pensamos. Creemos que decidimos e, impregnados del lodo de estos barros, cerramos los ojos y aceptamos que somos poca cosa y que ellos, los poderosos e ilustrados, cuidarán de nosotros por nuestro bien, hasta encerrarnos en un vallado del que no sabremos cómo salir. Dará igual todo lo que hagamos hasta que no nos demos cuenta de que el presente y el futuro nos pertenecen y que lo creamos con lo que pensamos, con lo que sentimos, soñamos y decretamos; con lo que decidimos creer y con la conciencia de hasta dónde podemos llegar. Nos comportamos como niños que han olvidado reír y jugar. Y también como supuestos adultos dentro de un juego macabro, del cual nuestro corazón y su sabiduría innata no quieren participar.

Pero, ¿qué hacemos realmente para impedirlo? ¿Estamos dando todo lo que podemos de verdad? ¿O tal vez nos hemos acomodado  perdidos entre supuestos regalos que los que nos gobiernan nos ofrecen como migajas que nunca sacian ni saciarán nuestra hambre de verdad, de amor y de libertad? ¿Qué somos? ¿En qué hemos quedado? ¿Y qué nos resta por entregar a los oscuros?

Aún no hemos ganado. Como tampoco está todo perdido. Depende de cada uno de nosotros, como guerreros de la Luz, construir nuestro destino o permitir que lo creen por nosotros, llevándonos a la deriva. La conciencia del poder dormido que acumulamos nos puede salvar. Uno a uno. En una conquista interior que consiste, simplemente, en dejar de temer como niños las amenazas de quienes vemos como superiores. Y no lo son. Nunca lo fueron. Nunca lo serán.

El momento es ahora

Ahora es el momento de hacernos cargo de nuestra responsabilidad personal con respecto al sentido de nuestras vidas. La rebelión definitiva es ahora. Tu vida tiene un hondo sentido. Y tu misión una alta responsabilidad. Sé coherente. Toma el rumbo de tu vida. Y verás que el campo de batalla se convertirá en un extenso fuego que iluminará el camino hacia la Nueva Tierra. Cuento contigo. Te aguardo en el camino para alcanzar juntos, corazón con corazón, nuestro buen destino.

Nos programaron para temer. Para sentirnos menos de lo que somos. Y, ante el menor contratiempo, rendirnos y dejar de creer en nosotros mismos. En este tiempo fronterizo, donde todo lo conocido aboca a desaparecer, necesitamos más que nunca esperanza y fe, y el coraje que todos llevamos dentro, y el impulso de crecer sin importar las circunstancias. Y, sobre todo, precisamos de la templanza necesaria para transitar por este terreno proceloso pleno de incertidumbre.

No existe el fracaso para quien entrega lo mejor de si. Hemos de dejar de buscar por fuera lo que ya llevamos dentro, esa Luz inextinguible de la misma naturaleza que Dios, prendida en nuestra alma. Alúmbrate con ella. Y confía en el amor de quien sólo es eso: Amor sin razón y sin medida. Confía en ti, y no cuestiones la profunda reverencia que por ti siente la vida.

*Extracto del mensaje publicado el día 26 de diciembre de 2021 por Lottar en su canal: Tú Ya Lo Tienes.

 

 

 

Tiempo de re-nacer. Atrévete a ser tú

Tiempo de re-nacer. Atrévete a ser tú

Tiempo de Re-nacer

 21 de diciembre de 2021, Solsticio de invierno. Equilibrio entre Luz y oscuridad. “Lo que unos hacen con una intención se aprovecha para otro fin diferente”. Baile de polaridades. Estamos transitando de un lugar de nosotros mismos a otro. Cada vez vibrando a mayor velocidad. Una vibración más alta es más Amor, más Agradecimiento. Más conexión.  

 Urano en Tauro, tiempo de renacer. Nos conecta con la re-evolución en este salto cuántico que todos hemos dado. Nada empieza. Nada termina. Todo está siempre en constante cambio. Venus retrogradando. Periodo de pruebas, desafíos. Alinea tu energía. Coherencia entre decir, sentir, hacer. Ve hacia adentro. Conecta con el amor. Plutón Venus en Capricornio, con Luna en Leo, viene a pedirte una valoración de tu transformación, tus valores, tus desapegos. ¿Qué aprendiste en este viaje, especialmente desde el 2020?

 Venimos a la Tierra a tener una experiencia que decidimos tener. El viaje terrestre consiste en recordar: traer la información que ya tienes a tu mente.  Para eso tienes que morir internamente, despojarte de todo lo que no eres para descubrir lo que eres, de dónde vienes, a dónde volverás.

 

 Venir del futuro, para ver el pasado, y crear el presente

 

La Luna en Leo habla de la heroína que hay en ti, la que te ha permitido dar el salto cuántico, abandonar todo lo viejo. Es el momento de nuevos caminos. Para recordar, volver a unir el rompecabezas de información que hay en ti, pero que para encontrarla has tenido que recorrer un camino muy duro.

En la Tierra, en paralelo, se ha producido el cambio de los polos magnéticos.  Sol en Capricornio, arcano número 9 del tarot, el ermitaño, el sabio: eres tu propia maestra. Anímate a ejercer como tal. Desapégate de tu vieja historia. El cambio de carbono a silicio también está en nosotros. Por eso sentimos muchas reacciones físicas. El Sol en cuadratura Quirón en Aries pide trabajar en nuestra herida interior. Gran dolor que atravesamos cuando venimos a la Tierra. Recuerda quién eres. Por qué estás aquí y no allá. Tú lo decidiste. No estás en la Luz, en la Fuente. Estás aquí, en la Tierra,  y viniste para algo. Tú lo sabes.

Viniste para entender la Energía que eres, de la que provienes, en una densidad mayor y más lenta: la materia. Para eso pasaste por todos los polos: noche-día; vida-muerte; miedo-amor; alegría-dolor; femenino-masculino. Viniste a experimentar cada uno de esos polos. Ese es el juego, este es el baile. A veces, horrible. Pero, también maravilloso.

Neptuno en Piscis es el nuevo lugar. El lugar donde eres consciente del viaje, donde comprendes la conexión con el todo, que eres fractal y también Uno. ES el lugar donde eres consciente que lo feo, la sombra, forma parte de ti tanto como lo hermoso, la Luz. Has llegado al campo cuántico, a la comprensión de que todos vamos a volver al mismo Origen, porque todos venimos de allí.

Por eso, los astros te invitan a abandonar el paradigma viejo. Te invitan al no juicio, a la aceptación. Anímate a ver todo y a todos con los ojos de un niño que descubre todo por primera vez.   Lo que enjuicias o no aceptas en el otro, es lo que no aceptas de ti misma.

Júpiter en Acuario dice: lo nuevo ya está aquí. Ya eres lo nuevo. No te desconectes. Desde la vanguardia de la conexión cuántica, puedes experimentar que no todo es materia ni todo llega a través de los sentidos físicos. Has descubierto que existe un mundo invisible, el de la Energía, tan o más real que el de la materia. Todo lo que no vemos es Energía conformada en una matrix divina, cuántica. No hay nada que esté separado. Todo está unido por esta sustancia.

Ya eres lo nuevo. Pero lo nuevo también hay que construirlo, atraerlo, sentirte en este nuevo lugar. Deja de obedecer y darle energía y poder a lo que ya no te representa. Abandona el miedo. Atrévete a ser responsable de tu propio salto cuántico. No dependes de nadie externo a ti. Crea lo que crees. No delegues en nada ni en nadie. Todo ha cambiado. Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo. Cuanta más iluminación, consciencia y luz desprendas, más brillante se verá el mundo.

 

¿Y si te animas a ser distinta, porque ya lo eres?

Vibra alto. El salto está dado. Atrévete a experimentarlo.

 

Carta solidaria de una madre que ya no puede decidir a un padre que aún tiene opción

Carta solidaria de una madre que ya no puede decidir a un padre que aún tiene opción

Buenas tardes.
No he dejado de pensar en la pregunta que me planteaste el pasado lunes, ante la inminente campaña masiva de vacunación infantil contra esa «supuesta» enfermedad, que en los niños apenas tiene incidencia, según las mismas fuentes que se autoerigen en oficiales. 
En aquel momento,  de manera inmediata, te di mi opinión absolutamente sincera: es un crimen. Mi conclusión no está asentada en creencia ni descreencia alguna. Está sustentada en  informes, documentos «oficiales», datos constatables, hechos,  testimonios y pruebas científicas y médicas. Padres y madres en todo el mundo llevan meses movilizándose en contra de este «genocidio«. 
No lo podrás ni querrás creer. Pero, eso es lo que es: un genocidio. Planeado, dirigido, anunciado y financiado desde la élite que maneja el mundo a través de gobiernos, grandes corporaciones y organizaciones internacionales. Estás avisado doblemente. El absurdo del uso obligado de la máscara, a estas alturas, ya es lo de menos. Ahora, es prioritario salvar a los niños. 
Desconozco si sabes que el próximo sábado vuelve a haber manifestaciones en gran parte de Europa y América, especialmente. No esperes ver la noticia en algún medio de comunicación «oficial». Desde todas las provincias partirán autocares a Sevilla, donde se concentrará la protesta en Andalucía. Están presentándose denuncias en todos los ámbitos y a todos los niveles. La Justicia y la Verdad algún día saldrán a la Luz. Si no fuera así, ni tu hijo ni los míos tendrán posibilidad alguna de disfrutar una vida digna. 
Mientras llega ese día, y por si no lo has visto, te enlazo uno de los mejores estudios al respecto en lengua castellana. Está publicado en El Diestro,  un modesto diario digital que ha cuestionado la «imposible» versión oficial con la que los opulentos  «sicarios» de la propaganda y la manipulación persiguen a su público desde el inicio de esta pesadilla.   

https://www.eldiestro.es/wp-content/uploads/2021/10/Complemento-Estudio-de-la-Pandemia.pdf

Un saludo solidario de una madre a un padre. 
El mensaje de la sangre holográfica

El mensaje de la sangre holográfica

El mensaje de la sangre holográfica

 

El Dr. Harvey Bigelsen, cirujano ocular y traumatólogo norteamericano, fue pionero en el uso del microscopio de campo oscuro para la medicina. Quedó fascinado por las imágenes holográficas que descubría en la sangre de sus pacientes, y empezó a interpretar esos hologramas, comprendiendo que eran mensajes a los que debía prestarse atención puesto que ilustraban los desequilibrios que estaba mostrando el cuerpo. Bigelsen escribió el libro, «Holographic Blood» (Sangre Holográfica).

 

«Del mismo modo que el Dr. Masaru Emoto muestra cómo la conciencia afecta el agua, tú también puedes ver como la conciencia, las emociones y la vibración afectan tu salud a través de imágenes holográficas que se ven en la sangre».

 

 

El Dr. Bigelsen murió en marzo del 2019, pero sus hijos Josh y Adam continúan con la labor de divulgación del Método Bigelsen. Imparten conferencias por todo el mundo para explicar los descubrimientos de su padre a lo largo de 40 años de investigación. En concreto, cómo interpretar imágenes creadas por la sangre para comprender la salud total de una persona. 

 

 

 

«Él descubrió que la sangre, como el agua, es mensajera de la emoción y la conciencia; valida a través de imágenes  la correlación entre los pensamientos de las personas y lo que está sucediendo en su cuerpo, así como la identificación de la causa raíz de sus problemas. Al identificar la causa raíz, no las hojas en el árbol, podemos recibir información valiosa sobre lo que se debe atender para mantener en equilibrio el cuerpo y la salud»

 

Joshua Bigelsen ha estado trabajando durante los últimos 15 años, codo con codo, bajo el preciso entrenamiento de su padre.  Además de ofrecer conferencias, imparte talleres y realiza capacitaciones y consultas educativas individuales. 

Adam Bigelsen es el director financiero y proporciona los últimos estudios de investigación y tecnología para mantener su método al día y en la vanguardia de las lecturas de sangre holográfica. Como educador, ha ayudado a desarrollar el plan de estudios utilizado para enseñar este método. También es profesor de música y está involucrado en el mundo de la terapia de sonido. 

 

La enfermedad es un proceso, la salud es un proceso

“Cuando todas las partes del cuerpo humano están alineadas, tenemos salud.
Cuando no lo son, el efecto es enfermedad.
Cuando las piezas se reajustan, la enfermedad da lugar a la salud ”.

AT Still-fundador de Osteopathy

 

Universo Gesara invita a sus lectores a profundizar en el conocimiento de este método revolucionario a través del sitio web Academia Bigelsen y de los siguientes vídeos enlazados a continuación. 

https://www.bigelsenacademy.com/

 

Una conversación con los Hermanos Bigelsen (Adam y Josh), Ana María Oliva y Josep Maria Subirà sobre la sangre holográfica:

 

Video de transformación de la sangre fuera de nuestro cuerpo. Sangre en vivo, parásitos y bacterias.

http://cyberspaceandtime.com/HB3qhU2FL0U.video+related

 

Vídeo demostrativo de la interconexión sonido ambiental – reacciones sanguíneas: 

https://www.soundandlife.com/blog/como-el-sonido-de-la-naturaleza-interactua-con-tu-sangre-imagenes-con-microscopio-de-campo-oscuro/

Ayurveda: más que una medicina, un estilo de vida

Ayurveda: más que una medicina, un estilo de vida

 

Ayurveda: más que una medicina, un estilo de vida 

 

Ayurveda significa “conocimiento de vida” o “ciencia de vida” y es el sistema de cuidado de la salud más antiguo del mundo. No sabemos con exactitud cómo se originó, pero la leyenda es que fue transmitido por el dios Brahma a la humanidad mediante un linaje de sabios en la antigua India, quienes siguieron desarrollando y puliendo esas prácticas a partir de las revelaciones surgidas durante sesiones de meditación trascendental, hace más de 5 000 años. Esos sabios no eran solamente santos, sino médicos, y el Ayurveda era un completo sistema que abarcaba todos los aspectos de la salud y la espiritualidad, incluyendo métodos para aumentar la longevidad, curar enfermedades, practicar cirugías, purificar el cuerpo, así como resolver dilemas éticos y propiciar el desarrollo espiritual. 

Al principio, las prácticas ayurvédicas se transmitían oralmente, pero luego se asentaron por escrito en los Vedas, los cuatro textos originales en los que se basa el hinduismo (y asimismo uno de los textos religiosos más antiguos del mundo, probablemente escrito entre 1500 y 1000 a.C). En sus inicios, la medicina y la cirugía ayurvédicas se practicaban por separado, pero tiempo después se unificaron en un mismo sistema, como se menciona en tres de los principales textos ayurvédicos, el Charak Samhita, el Sushrut Samhita y el Ashtanga Hridaya Samhita, con una antigüedad aproximada de 1 200 años. Dichos documentos abarcan temas de fisiología, anatomía, enfermedades clasificadas con sus causas y síntomas, diagnóstico, tratamiento (herbal y quirúrgico), recetas, medidas preventivas y longevidad. Los subtemas incluyen medicina interna, otorrinolaringología, toxicología, pediatría, cirugía, psiquiatría, rejuvenecimiento, sexualidad y tratamientos para la fertilidad. 

El Ayurveda sigue evolucionando sin abandonar su estructura original. Además, uno de los principios más importantes del Ayurveda es no rechazar ninguna práctica médica que pueda ayudar al paciente, así que no niega la posibilidad de utilizar la medicina moderna occidental. Por eso me funciona de maravilla, se alinea con todo lo que incluyo en mis tratamientos, que combinan Ayurveda con elementos de mi educación médica convencional. En otras palabras, el Ayurveda sigue siendo relevante y compruebo sus profundos efectos cada día con mis pacientes, en mi propia vida y en la de mi familia. Me encanta porque une todos los aspectos del ser —físicos, emocionales, mentales, espirituales— para tratar a las personas de manera integral, con métodos que la ciencia moderna está confirmando progresivamente como efectivos y basados en la verdad científica»

Dra. Kulreet  Chaudhary (neuróloga integrativa) 

 

 

La doctora Kulreet Chaudhary es una destacada neuróloga, pionera en el campo de la medicina integrativa. Ha participado en más de veinte estudios clínicos sobre esclerosis múltiple, Alzheimer, Parkinson, esclerosis lateral amiotrófica y neuropatía periférica diabética. Además, es cofundadora de la organización Habit Change y directora del área médica en la compañía New Practices, Inc. Con este último proyecto busca transformar clínicas alópatas convencionales en centros curativos que ofrezcan servicios para la salud basados en la compasión, la meditación y la medicina integrativa para prevenir y combatir enfermedades crónicas. Asimismo, la doctora Chaudhary supervisa investigaciones sobre el manejo y la reversión de enfermedades crónicas mediante cambios en el estilo de vida.
Extracto de la introducción de la autora al libro:
«Reprográmate». El (infalible) plan neuroayurvédico para perder peso, desintoxicarte y alcanzar la plenitud

 

«Mi abuelo era médico en una comunidad bastante grande en una población cercana a Ludhiana, en la India. Yo quería y admiraba a mi abuelo, y desde niña supe que quería ser doctora como él. Después de una entrevista que me hicieron recientemente, tuve una revelación: ahora practico la medicina con un estilo muy parecido al de mi abuelo. Pero no siempre fue así»

 

 

 

 

Historia de una doctora que tuvo una revelación 

 

«El estilo de vida en la India en la década de los setenta era muy distinto del de Estados Unidos en la actualidad. Como médico comunitario, mi abuelo se tomaba su papel de supervisor de la salud comunitaria muy en serio y estableció una asociación con los pobladores de la comunidad para ese fin. Cuando alguien se enfermaba no lo atendía por primera vez, de manera aislada, sin conocer su historial o sus circunstancias de vida. En la mayor parte de los casos también atendía a los padres, hijos y abuelos de la persona enferma. Entendía su manera de vivir. Creaba un vínculo amoroso con su comunidad, y ese vínculo le permitía convertirse en una influencia positiva en la salud de toda la familia al paso de los años. No era simplemente el proveedor de un servicio, sino de una relación curativa.

…..Aunque mi abuelo había estudiado la carrera de medicina occidental, nuestra cultura practica una completa integración de las prácticas occidentales con la medicina preventiva entendida como estilo de vida. Si alguien se enfermaba al punto de requerir medicamentos, el doctor se los recetaba, pero normalmente el primer paso era decirle: “Oye, tienes que hacer ciertos cambios en tu estilo de vida”. El objetivo nunca era mantener a los pacientes medicados, como suele suceder en nuestros días en Estados Unidos. Y después de la mudanza mantuvimos esas costumbres, incluyendo nuestra manera de comer.

Por supuesto, probamos algunos platos típicos estadounidenses que no conocíamos, pero la base de nuestra alimentación seguía siendo la comida india. Las especias con las que cocinábamos todos los días, que ahora se consideran parte de la medicina ayurvédica, eran simplemente ingredientes de la cocina casera: usábamos mucha cúrcuma, comino, cilantro, hinojo, jengibre y bayas amla (grosella india) encurtidas. A veces todavía me parece extraño “recetarle” a mis pacientes lo que yo acostumbraba comer como condimento a diario en casa. En ese entonces todavía no sabía que al comer esas especias estábamos combatiendo la diabetes, el cáncer y la obesidad.

……. Nunca busqué el tipo de promoción que recibí por ser invitada frecuente en The Dr. Oz Show, o por ser seleccionada como una de las mejores doctoras en San Diego. Con toda honestidad, no lo necesito. Lo que me da gusto es que así puedo ayudar a más personas. En mi clínica en California ahora recibo pacientes de Texas, Nueva York, Oklahoma, Massachusetts, México, incluso de Inglaterra, porque no consiguen el tipo de servicio que yo ofrezco en ninguna otra parte. No me alcanza el tiempo para atender a todos, así que espero que este libro sea una buena introducción a mi trabajo para toda la gente a la que no puedo dar consulta en persona. El programa que se incluye en este libro es el mismo que aplico prácticamente con todos mis pacientes. Es un gran comienzo para cualquiera que lo adopte.

Mi distanciamiento voluntario de la medicina convencional fue lo que me reconectó con mis raíces y me trajo un grado de reconocimiento más allá de lo que hubiera imaginado. Con frecuencia me entrevistan médicos y periodistas que me preguntan “¿cómo podemos cambiar la medicina?” Y ahora sé lo simple que podría ser, aunque va a tomar tiempo. Cambiar la medicina es cambiar la percepción. Es cuidar de tu pequeña aldea en tu consultorio, y examinar no una parte de un organismo, sino una vida. Si cada doctor le indicara a cada uno de sus pacientes que debe: 1) disminuir el nivel de estrés en su vida (eso se aplica también a los propios médicos), 2) beber más agua simple y menos refrescos, y 3) defecar una vez al día, creo que sería suficiente para observar profundos efectos en el mundo. Convertirme en este nuevo tipo de doctora me ha vuelto una mejor persona. Soy más amable, compasiva, comprensiva y amorosa. Creo que una de las grandes pérdidas de la medicina moderna ha sido el corazón sanador de los doctores. La gente ni siquiera se da cuenta de que los propios médicos son sacrificados en la práctica de la medicina contemporánea. Yo no morí en el intento. Tuve la valiosa oportunidad de encontrarme a mí misma.

…….. Mi abuelo murió a los 104 años y formó parte de la comunidad toda su vida. Cada día de su existencia en Ludhiana fue profundamente enriquecedor. Trato de seguir sus pasos en mi vida actual y en la manera en que practico la medicina. Estoy recreando la aldea que perdí. Finalmente me siento en casa».

 

Más información:  https://drkulreetchaudhary.com/

error: El contenido está protegido.